Descargas

Esparza afirma que el PSN es un cómplice imprescindible en la hoja de ruta de Otegui

Para el presidente de UPN, el culmen de la complicidad del partido socialista con Bildu ha sido la entrega de Pamplona

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que “escuchar a Otegui decir que el paso previo a la independencia es llegar a los gobiernos como Pamplona deja en evidencia que el PSN es un cómplice imprescindible de su hoja de ruta, y que el próximo paso en Navarra será la entrada en el Gobierno”.

Esparza se ha manifestado así tras conocer las declaraciones del líder de EH Bildu en la celebración del Aberri Eguna en Pamplona.

“Tanto Pedro Sánchez como María Chivite estén dando alas a las pretensiones del independentismo vasco haciendo continuas concesiones a cambio de mantenerse en el poder y de conseguir su voto para sacar adelante sus presupuestos. Ni siquiera les importa que Bildu siga incluyendo a terroristas en sus listas electorales, ya que hace tiempo que los dirigentes socialistas renunciaron a sus principios. Sus sillones y sus necesidades partidistas están por encima de todo eso”, ha denunciado.

Para el presidente de UPN “el culmen de la complicidad del partido socialista con Bildu ha sido la entrega de Pamplona, la capital de Navarra, al independentismo vasco, algo que los pamploneses y las pamplonesas, los navarros y las navarras, no van a perdonar al PSN de María Chivite”.

“Normal que los independentistas apoyen a los socialistas y estén encantados tanto con Sánchez como Chivite, porque saben que con ningún otro partido conseguirían todo lo que están consiguiendo”, ha lamentado Esparza. “Otegui ya ha dejado claro que necesita acuerdos con los socialistas como paso previo a la Republica Vasca. Lo lamentable es que los socialistas se presten a ello”, ha añadido.

Radicalidad de Bildu y sus supuestos discursos sociales

El presidente regionalista ha advertido de que “debajo de la imagen amable que en los últimos años pretende trasladar Bildu por puro interés tacticista, sigue estando la radicalidad política más absoluta. No en vano, en la base de Bildu está Sortu, y marcando la orientación estratégica de Sortu está el último jefe de la organización terrorista ETA, David Pla”.

“Tras sus discursos supuestamente sociales, las verdaderas prioridades de Bildu para Navarra pasan por hacerla desaparecer y diluirla dentro de Euskalherria, sacar a los presos etarras de las cárceles, seguir con su ataque fiscal a las clases medias y a las empresas, imponer el euskera y utilizarlo para la construcción nacional y frenar el avance de Navarra desde el punto de vista de las infraestructuras mientras se favorece a las Comunidad Autónoma Vasca”. “Todo ello – ha concluido- acompañado de la restricción de las libertades individuales y del aislamiento a quien no piensa como ellos”.