Descargas

UPN presenta una enmienda para evitar que puedan seguir en activo los funcionarios de más de 70 años

Trata así de que no se produzcan situaciones “arbitrarias y discriminatorias” como la del presidente de la mesa de contratación del nuevo túnel de Belate, en activo a los 73 años

  • Proponen también eliminar el cobro de la cesantía por altos cargos cuando se jubilan, ya que están dirigidas a compensar incompatibilidades al regresar a la empresa privada

UPN ha presentado un total de 20 enmiendas al articulado del proyecto de Presupuestos Generales de Navarra. Una de estas enmiendas pretende eliminar la posibilidad de que el Gobierno de Navarra autorice de forma excepcional la permanencia en el servicio activo a funcionarios de más de 70 años, como ha ocurrido con el director de Servicio del Departamento de Cohesión Territorial, de 73 años, que presidió la mesa de contratación de la adjudicación del nuevo túnel de Belate y cuyo voto decidió dicha adjudicación al puntuar las ofertas conociendo las notas del resto de miembros de la mesa.

Para UPN, “estas autorizaciones de permanencia en el servicio activo más allá de los 70 años carecen de toda lógica y, además, son absolutamente arbitrarias y discriminatorias”.

A este respecto, han recordado que el Gobierno de Navarra pretende mantener vigentes las medidas urgentes en materia de personal del año 2012 que establecen la jubilación forzosa a partir de los 65 años con la excepción de determinados facultativos y personal directivo a criterio del Gobierno. “Esto está dando lugar a situaciones de discriminación de funcionarios que pretenden seguir de forma voluntaria hasta los 70 años y a los que no se les permite seguir, mientras que a otros sí, muchas veces por criterios políticos y no técnicos. El colmo es ya que haya casos que pueden seguir más allá de los 70”, sostienen.

Por ello, ha enmendado también el articulado para que se permita seguir a todos los funcionarios que así lo deseen entre los 65 y los 70 años, eliminando criterios valorativos “discrecionales”.

Un Gobierno con 10 departamentos como tope

Por otro lado, se ha presentado otra enmienda para evitar que los altos cargos del Gobierno de Navarra puedan cobrar la cesantía cuando, al finalizar su mandato, pasen a la situación de jubilación.

Las cesantías van dirigidas a compensar a los altos cargos del Gobierno cuando dejan el cargo por sus mayores dificultades al volver al empleo privado por la existencia de incompatibilidades, y esto no se produce cuando una persona se jubila, más cuando la mayoría de los altos cargos tienen la pensión máxima”, han añadido.

Por último, UPN pretende, a través de una enmienda, modificar la Ley para impedir que el Gobierno de Navarra pueda tener más de 10 departamentos en su estructura. “No es tolerable que el Gobierno de Chivite tenga 13 Departamentos con sus respectivos consejeros y un número récord de cargos directivos. Únicamente hay una Comunidad, Cataluña, que nos supera y otra, Andalucía, que nos iguala, cuyo tamaño, evidentemente, nada tiene que ver con el nuestro. No se puede estar machacando a impuestos a los ciudadanos para luego dilapidarlo”, concluyen.

El resto de las enmiendas al articulado versan sobre distintos temas que afectan a la construcción del TAV para que se firme un convenio con el Gobierno de España para impulsar el desarrollo del TAV y licitar nuevos tramos desde Navarra; recuperar la Carta de Capitalidad de Pamplona; regular la carrera profesional para todos los profesionales públicos; cumplir el compromiso adquirido con las enfermeras para modificar los complementos de capacitación y dispersión; y a diversos temas vinculados con otros asuntos de la contratación pública, fundamentalmente.