Descargas

UPN muestra su “profunda preocupación” por el aumento de la siniestralidad laboral en Navarra en 2023

Navarra ha pasado de tener hasta 2015 índices por debajo de la media nacional a ser la segunda comunidad con peores datos

  • Piden a Chivite que la siniestralidad laboral se sitúe en el centro de las prioridades del Gobierno de Navarra

UPN ha mostrado su “profunda preocupación” por el aumento que se ha producido en Navarra en la siniestralidad laboral en el año 2023, en el que se produjeron 12.343 accidentes con baja, 263 más que en 2022 (un 2% más). Así, el índice de incidencia por 1.000 trabajadores en Navarra se situó al término de 2023 en un 41,6, dos décimas más que un año antes. En este punto, han recordado que “la consejera Maeztu afirmó en diciembre de 2023 que los datos iban a mejorar a fin de año, algo que ya le dijimos que no iba a ser así”.

Los regionalistas han denunciado que “Navarra ha pasado de mantener índices de siniestralidad laboral por debajo de la media nacional hasta 2015 a ser hoy la segunda comunidad con peores datos, solo por detrás de Baleares”.

Además, han explicado que, según los últimos datos conocidos de Eurostat, solo hay 3 países con peores cifras que España en cuestiones de siniestralidad laboral: Dinamarca, Francia y Portugal. “Por tanto, Navarra se sitúa a la cabeza de la siniestralidad laboral en un país que, a su vez, se sitúa a la cabeza de la siniestralidad laboral en Europa”, han apuntado.

Y añaden que “el Gobierno ha intentado justificar este incremento de distintas maneras y se ha esforzado en buscar excusas de todo tipo, pero las cifras son tozudas”.

Ante estos malos datos, UPN ha afirmado que “más allá de los discursos, es urgente que la siniestralidad laboral se sitúe en el centro de las prioridades del Gobierno de María Chivite” y ha exigido “que se adopte un plan de choque para conseguir un cambio de rumbo claro”.

En este sentido, han abogado por realizar un estudio diagnóstico para conocer cuáles son las causas del problema para poder actuar sobre ellas. “Es complicado saber qué abordar, si no se conoce por qué pasan las cosas”, señalan.

Asimismo, han pedido que se solicite al Gobierno central que refuerce el número de inspectores laborales, ya que Navarra, según las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo, debería disponer del doble de efectivos de los que tiene ahora.

Por último, han subrayado que “la siniestralidad laboral es probablemente uno de los problemas más importantes que tenemos actualmente en Navarra y las políticas puestas en marcha tanto por el Gobierno de Barkos como por el de Chivite han demostrado su fracaso: no han conseguido ni siquiera mantener las cifras que había, las han empeorado”.