Descargas

UPN propone mejoras fiscales para vivienda, familias, autónomos y zonas en riesgo de despoblación

Ve con buenos ojos medidas como la deflactación del IRPF, pero considera que el Proyecto de Ley está muy lejos de la fiscalidad que requiere la Comunidad Foral

UPN ha presentado un total de 32 enmiendas al Proyecto de ley de medidas fiscales que pretenden, entre otros objetivos, mejorar la fiscalidad en el mercado de la vivienda a través del alquiler, una fiscalidad que favorezca a las familias, especialmente las numerosas y monoparentales, avances para autónomos y un entorno fiscal más competitivo capaz de luchar contra la despoblación.

Los regionalistas han valorado que el Proyecto de Ley presentado por el Gobierno de Navarra incluya la deflactación de la tarifa del IRPF y la actualización de los mínimos personales y familiares “medidas que hemos defendido firmemente en la pasada legislatura y en lo que llevamos de esta, aunque no se lleguen a aplicar en la misma intensidad que plantea UPN”. No obstante, han reconocido que “está muy lejos de la fiscalidad que requiere la Comunidad Foral”.

Por ello, plantean, por ejemplo, recuperar el 40% de la reducción del rendimiento neto positivo en los arrendamientos de inmuebles destinados a vivienda para aquellos arrendamientos que quieran hacerse sin la intermediación de la Administración Pública. “También mejoramos deducciones por alquiler de vivienda con un límite de 2.000 euros anuales, siendo de 2.400 euros para familias numerosas, contribuyentes menores de 35 años y aquellos que vivan en zonas con riesgo de despoblación”, señalan.

Para las familias, UPN presenta nuevas deducciones por gastos de guarderías siempre que los contribuyentes estén trabajando, así como una nueva deducción para familias numerosas y monoparentales.

En cuanto a los trabajadores autónomos, establecen mejoras fiscales en la determinación de los rendimientos netos tanto en estimación directa simplificada como en estimación directa especial. Además, en el caso de los agricultores, “dado las condiciones meteorológicas tan extraordinarias que se han dado durante el año 2022 y 2023”, presenta una enmienda que considera la posibilidad de que puedan optar por diferir el pago de los impuestos relativos a las indemnizaciones recibidas en este tiempo.

Respecto a la actividad productiva, UPN propone, entre otras, una nueva deducción por inicio de actividad económica con especial intensidad si se lleva a cabo por mujeres y si se desarrolla en una zona con riesgo de despoblación.

Asimismo, amplían hasta el 100% la exención por reinversión de beneficios extraordinarios; se flexibilizan los plazos de materialización de la reserva especial por inversiones; se crea una reserva de capitalización, tal y como está contemplada en la normativa del Estado y del País vasco, con el objeto de que las empresas puedan afrontar con mayor solvencia periodos de crisis económicas; y se recupera la deducción por empleo que tuvo Navarra en ejercicios precedentes.

Por otro lado, UPN incluye mejoras fiscales en las deducciones, así como en la participación de la financiación a los mismos en los sectores audiovisual y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales “en apoyo a los cuales Navarra fue pionera, pero en los que ahora la Comunidad Foral ha perdido competitividad ante el apoyo que las haciendas forales del País Vasco y las CCAA del Régimen Común les han ido brindando”.

Por último, los regionalistas apuestan por la necesidad de mejorar la competitividad fiscal de Navarra una vez se hayan despejado las incertidumbres macroeconómicas actuales referidas al entorno inflacionista y al nuevo modelo de reglas fiscales que se apruebe en breve en la Unión Europea.