Descargas

UPN plantea la deflactación automática anual del IRPF cuando el IPC supere el 2%

La propuesta de los regionalistas, que deberá debatirse en el Parlamento, también vincula el aumento del IPC a los mínimos personales y familiares

  • El objetivo es equiparar las leyes tributarias navarras a las de otros países para que el efecto de la inflación no se compense de forma discrecional

UPN ha incluido en el orden del día de la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento que se celebra esta mañana una proposición de ley en la que plantea deflactar de forma automática la tarifa del IRPF con carácter anual cuando el IPC sea superior al 2%. Se trata de una medida que, de aprobarse, sería pionera en España y nos igualaría a lo que se está haciendo en algunos países de Europa y América, aseguran desde la formación regionalista.

La deflactación en el IRPF consiste en modificar los tramos de renta por los que se paga un determinado tipo impositivo. Se trata de elevar dichos tramos de modo que los incrementos salariales de los trabajadores logrados en un contexto de inflación no provoquen un salto de tramo que suponga un tipo impositivo más alto y, por tanto, se diluya vía impuestos el efecto de la subida salarial.

La propuesta de los regionalistas recoge, en concreto, que la base liquidable general se deflactará cuando la evolución del Índice de Precios al Consumo de Navarra sea superior al 2%. El importe de la deflactación se realizará atendiendo a la tasa de variación interanual en el mes de diciembre del Índice de Precios al Consumo de Navarra con efectos a partir del período impositivo siguiente.

Asimismo, establece que los importes de las deducciones por mínimos personales y por mínimos familiares se incrementarán de la misma manera, es decir, de acuerdo con un IPC superior al 2%.

En la exposición de motivos, UPN recuerda que “en el pasado, haciendo uso de nuestra autonomía en materia tributaria, en Navarra se han realizado diversas deflactaciones de manera discrecional en el IRPF. Si bien estos ajustes responden a la necesidad de descontar el efecto de la subida de precios, su carácter discrecional los convierte en incompletos o insuficientes, además de inciertos y sujetos a las vicisitudes propias del ciclo político”.

Por el contrario, indican los regionalistas, “una deflactación automática, recogida como tal por nuestras leyes tributarias, superaría esas limitaciones, a imagen de lo que ya sucede en países como Francia, Estados Unidos, Países Bajos o Canadá, y a los que recientemente se ha sumado alguno más, como Austria”.

“Para lograr que la deflactación se produzca de forma automática, se debe vincular el IRPF a la evolución que experimente anualmente el Índice de Precios al Consumo de Navarra”, concluyen.