Descargas

UPN critica el aumento de la recaudación a costa de una mayor presión fiscal a los contribuyentes

Valdemoros afea al Gobierno de Chivite que “se vanaglorie” cuando la sociedad navarra “está cada vez más empobrecida por la inflación y la subida de tipos”

  • “Los navarros pagamos más impuestos, pero recibimos peores servicios públicos”, sostiene la parlamentaria

La portavoz de Economía de UPN y parlamentaria foral, María Jesús Valdemoros, ha criticado que el aumento de la recaudación en las arcas forales con respecto a 2021 de un 19,4% se produzca “a costa de una mayor presión fiscal sobre los contribuyentes navarros”.

Así, ha señalado que “los 792 millones de euros recaudados por encima de lo previsto en impuestos se explican en gran parte por las altas tasas de inflación sufridas el pasado año y a las que apenas ha compensado la reducción del IVA”.

Las cifras anunciadas son una comprobación de que la inflación ha funcionado como un impuesto más; pero un impuesto injusto, en el que se recauda a través de lo que se conoce como la progresividad en frio y que supone mayor carga fiscal para los contribuyentes, que pagan más impuestos, aunque su capacidad económica no ha aumentado o, incluso, ha disminuido”, explica Valdemoros.

Por ello, la parlamentaria de UPN ha denunciado que el Gobierno de Chivite “no haya sabido aprobar medidas desde el punto de vista fiscal, haciendo uso de nuestro autogobierno, que compensen de manera eficaz la elevada inflación”.

Además, ha afeado al Ejecutivo que “se vanaglorie de este aumento teniendo en cuenta que se produce en un momento en el que la sociedad navarra está cada vez más empobrecida por la inflación y las subidas de tipos de interés”.

“Y evidentemente no son ningún logro atribuible a una buena gestión dado que dista mucho de los datos que cifraron en los Presupuestos ni tampoco a la recuperación económica”, ha agregado.

A este respecto, ha concluido que “desde luego no estamos ni ante un gobierno sensible a las necesidades de los ciudadanos ni buen gestor. Está demostrado que los navarros pagamos más impuestos, pero recibimos peores servicios, como evidencia de manera especial la desastrosa política sanitaria”.