Descargas

El presidente de UPN afirma que con los indultos “Sánchez arrodilla a España frente al independentismo”

Javier Esparza considera “lamentable” que la estabilidad de España dependa de los indultos a los independentistas

  • Javier Esparza considera “lamentable” que la estabilidad de España dependa de los indultos a los independentistas
  • “Este nuevo cambio de postura de Sánchez le convierten en un político que no es de fiar”

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que con la concesión de los indultos “Pedro Sánchez arrodilla a España frente al independentismo”.

Esparza ha criticado que Sánchez utilice la medida de gracia “a cambio de apoyos para perpetuarse en el poder” y que “para satisfacer sus intereses partidistas arrastre a todo el país de forma humillante”. 

“Es lamentable que la estabilidad de España dependa de los indultos a los independentistas”, ha destacado Javier Esparza, que ha calificado la situación de “esperpéntica”.

“El independentismo, ya sea catalán o vasco, tiene muy claro que su objetivo es la ruptura de España y los españoles vemos atónitos al presidente de todos los españoles fortaleciendo, precisamente, a quienes quieren romper la unidad nacional”, ha explicado.

El presidente de UPN ha considerado que “es una tomadura de pelo que Pedro Sánchez hable de concordia y, por tanto, de unión y de acuerdo, cuando todo el mundo sabe que lo que pretenden los independentistas catalanes es la ruptura y cuando, además, han mostrado públicamente su burla y su desacuerdo con la medida”, ha manifestado el presidente de UPN. “Una burla que no solo va dirigida contra Sánchez, sino contra todos los españoles”, ha añadido.

Además, para el presidente regionalista, “con la concesión de los indultos se está trasladando la idea de que en España vale todo y que uno puede saltarse la ley y el orden constitucional porque no pasa nada”.

Para Javier Esparza, “este nuevo cambio de postura de Pedro Sánchez, un presidente que ha dado muestras sobradas de que es capaz de decir sin ruborizarse lo contario de lo que había venido diciendo hasta ahora, le convierte en un político que no es de fiar”. 

“Ni España ni los españoles nos merecemos un presidente que falte a su palabra y que actúe en contra de la voluntad de la mayoría que, en las diferentes encuestas que se han realizado, han mostrado con claridad su desacuerdo con la concesión de los indultos”, ha concluido.