Descargas

PERALTA | NA+ denuncia que el polígono es caro y nace con pérdidas sin haber iniciado su comercialización

El alcalde ha anunciado que el precio por m2 será de 40 euros, lo que supone unas pérdidas de 321.000 euros

  • Recalcan que la superficie ofertada, 22.000m2, es insuficiente y que Peralta carece de política industrial desde hace años

El grupo municipal de Navarra Suma en el Ayuntamiento de Peralta critica la “nefasta gestión” que hace el alcalde, Juan Carlos Castillo (UPEI), con la promoción del nuevo polígono industrial, “que es caro y va a provocar unas pérdidas para el Ayuntamiento de 321.000 euros, sin haber empezado a comercializar las parcelas”, señalan.

Para NA+, “Peralta carece desde hace años de una política industrial, y esta desidia la vamos a pagar a largo plazo, más en una situación de crisis económica, social y sanitaria como la actual, porque necesitamos gestión industrial municipal y no la tenemos”.

Desde el grupo municipal apuntan que “el alcalde ha afirmado que los 22.000 metros cuadrados de suelo que va a promocionar saldrán al mercado con un precio de 40 euros por metro cuadrado, en un intento de hacer competitivo el nuevo polígono, pero escondiendo el precio real que vamos a asumir entre todos los vecinos por su mala gestión”.

Durante la anterior legislatura ya lo advertimos, le dijimos que era una promoción escasa, en la que el Ayuntamiento siempre ha estado en minoría frente a los propietarios privados, y que el coste de urbanización no iba a poder ser competitivo frente a los polígonos de alrededor”, destacan.

El grupo municipal de NA+ critica que “el precio de 40 euros esconde una gestión muy mala que causa pérdidas de inicio, y sigue siendo más caro que polígonos cercanos como los de Marcilla y Funes, lo que demuestra que el alcalde no ha escuchado nuestras recomendaciones y ahora nos lo quiere hacer pagar a todos”.

Resulta incomprensible que tras seis años que han tardado en desarrollarlo y tras pagar el suelo casi tres veces más caro que su valor catastral, algo que aún no han explicado, nos encontremos con empresas que se han ido a Marcilla o Funes, y unas pérdidas a las que habrá que sumar la última liquidación de la junta de compensación de la urbanización y el coste del derribo de la nave que hay en el sector”, concluyen.