Descargas

UPN presenta enmiendas a la ‘ley Celaá’ para defender la libertad de elección de centro y la educación especial

Los regionalistas han registrado un total de 18 enmiendas al proyecto del Gobierno de Sánchez

  • Los regionalistas han registrado un total de 18 enmiendas al proyecto del Gobierno de Sánchez

UPN ha manifestado que “la LOMLOE o ‘ley Celaá’ no respeta la libertad de elección de centro de las familias, ataca a la educación concertada y trata de acabar con la educación especial”.

Por ello, sus representantes en el Congreso de los Diputados han registrado esta misma mañana un total de 18 enmiendas que “tratan de revertir los efectos nocivos para la libertad educativa que, a juicio de UPN, contiene el proyecto del Gobierno de Sánchez”.

La formación regionalista solicita, entre otras cuestiones, que se garantice la existencia de plazas escolares tanto en centros públicos como concertados, atendiendo también a las necesidades de escolarización y el interés de la familia y alumnado, con el fin de asegurar el derecho a la educación y de conformidad con la Constitución Española.

Además, proponen que todos los centros sostenidos con fondos públicos puedan acceder a programas de cooperación territorial.

Otras enmiendas de UPN van encaminadas a mejorar las condiciones económicas y laborales de los centros concertados, especialmente de los docentes. A este respecto, piden, por ejemplo, que se garantice la paga extraordinaria por antigüedad en la empresa o la equiparación salarial de todas las retribuciones que perciben sus homólogos de la función pública docente.

Respecto a la educación especial, UPN ha presentado una enmienda de supresión de la disposición adicional cuarta por la que, según entiende la formación regionalista, “el Gobierno de Sánchez emprende un camino para erradicar la educación especial, lo que es un error inmenso y ataca de nuevo la libertad de elección”.

Finalmente, defienden que no se discrimine a los centros que imparten educación diferenciada, teniendo en cuenta que el Tribunal Constitucional amparó dicho modelo en la sentencia STC31/2018 de 10 de abril.

“Tratamos de defender la libertad de los padres a elegir el tipo de centro que consideren mejor y la de los centros a ofrecer el modelo educativo que decidan”, señalan.