Descargas

Esparza ofrece a Chivite “unidad sustentada en acuerdos” para salir de la crisis

“Sería una irresponsabilidad enorme no contar con nuestro liderazgo político y social como principal partido de Navarra”, sostiene

  • “Sería una irresponsabilidad enorme no contar con nuestro liderazgo político y social como principal partido de Navarra”, sostiene
  • El presidente de los regionalistas asegura que “frente a la actitud excluyente hacia UPN, nuestra respuesta ha sido y seguirá siendo la generosidad y la voluntad de acuerdo”

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha ofrecido a Chivite “unidad sustentada en acuerdos” para la salida de la crisis.

Eso sí, le ha advertido de que “la unidad hay que buscarla y la primera responsabilidad está en quienes gobiernan”. También le ha avisado de que “la unidad no exime de la crítica rigurosa” y de que “no es uniformidad, porque no vamos a renunciar a nuestros principios y valores”.

Ante los miembros del Consejo Político de la formación regionalista reunidos en Castejón, Esparza ha remarcado el papel de UPN como “principal partido de Navarra” y ha señalado que sería “una irresponsabilidad enorme” por parte de Chivite no esforzarse en contar con su “liderazgo político y social”.

Así, le ha recordado que, pese a que ahora se pide unidad, Chivite no quiso sentarse para abordar una posible formación de gobierno constitucionalista en Navarra y les ha excluido “de forma sistemática hasta que llegó la pandemia”.

El presidente de los regionalistas ha manifestado que “frente a la actitud excluyente hacia UPN, nuestra respuesta ha sido y seguirá siendo la generosidad y la voluntad de acuerdo”.

Asimismo, ha avanzado que su formación va a “liderar la defensa de los intereses de los navarros”, y que eso supone exigir al Gobierno de España un “reparto justo” entre las comunidades de los 16.000 millones para hacer frente a la pandemia; la “máxima capacidad de endeudamiento que Navarra pueda soportar”; la negociación “inmediata” del Convenio Económico; y que los ayuntamientos puedan usar sus remanentes “sin condiciones para contribuir a la recuperación económica y social”.

Esparza ha destacado también que exigirán al Gobierno de Navarra que no vuelva a subir los impuestos a las clases medias y trabajadoras y a las empresas; el mantenimiento de unos servicios públicos de calidad; y el impulso y ejecución del Plan Reactivar Navarra “de forma clara, con presupuesto y sin convertirse en papel mojado”.

El presidente de UPN ha querido dejar claro que no van a aceptar que Navarra “esté en una posición de desventaja frente a otras regiones” y ha criticado que “desgraciadamente hasta ahora estamos viendo a un PSN rehén del PSOE en Madrid y del nacionalismo vasco”.

Finalmente, ha pedido a la presidenta Chivite “un cambio en su manera de actuar y en sus prioridades. Un liderazgo y una ambición más necesarios que nunca pero que hasta ahora no hemos visto. No aceptamos los triunfalismos, la autocomplacencia ni la incapacidad en la gestión”.