Descargas

NA+ plantea medidas extraordinarias para conciliar vida laboral y familiar como consecuencia de la pandemia

Propone, por ejemplo, ayudas para la contratación de cuidadores en el caso de que los progenitores deban trabajar de forma presencial

  • Propone, por ejemplo, ayudas para la contratación de cuidadores en el caso de que los progenitores deban trabajar de forma presencial
  • Las medidas podrían beneficiar a entre 2.000 y 3.000 familias, que percibirían de media alrededor de 2.000 euros

Navarra Suma ha anunciado que llevará al Parlamento foral una proposición de ley foral para establecer medidas extraordinarias dirigidas a favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar mientras dure el cierre de los centros escolares, centros 0-3 y otros centros infantiles y de conciliación como consecuencia del Covid-19, así como el de servicios de estancia diurna y de promoción de la autonomía de personas mayores y con discapacidad.

La propuesta plantea ayudas para excedencia o reducción de jornada y para la contratación de personas para el cuidado de hijos o hijas o familiares de primer grado. Entre 2.000 y 3.000 familias navarras podrían beneficiarse de estas medidas y percibir una media de alrededor de 2.000 euros, según cálculos de la coalición y teniendo en cuenta la dificultad de hacer una estimación en estas circunstancias, por lo que el coste del plan podría variar entre los 4 y 6 millones de euros.

Las ayudas van dirigidas a personas trabajadoras por cuenta ajena, personas socias trabajadoras o socias de trabajo de las sociedades cooperativas y personas trabajadoras por cuenta propia o autónomos.

En el caso de las ayudas para excedencia o reducción de jornada, se subvencionará a las personas trabajadoras que se acojan a excedencia o reducción de jornada de al menos el 50% para el cuidado de hijos o hijas menores de 14 años que no puedan volver a recursos educativos o de conciliación hasta en tanto no se reabran con normalidad dichos recursos. También se otorgarán para el cuidado de un familiar de primer grado por consanguinidad o afinidad mayor de 65 años o con discapacidad, aunque no viva en el mismo domicilio, hasta en tanto reciba los servicios de promoción de la autonomía o servicios de estancia diurna que viniera recibiendo.

La cuantía de la ayuda será de 700 euros mensuales en el supuesto de excedencias y de 350 euros mensuales en el supuesto de reducción de jornada al 50%, y se incrementarán en un 10% en el caso de familias monoparentales, familias numerosas, unidades familiares con alguna víctima de violencia de género, o cuando, existiendo matrimonio o pareja estable, quien solicite la excedencia o la reducción de jornada sea hombre.

En lo que respecta a ayudas para la contratación de personas para el cuidado de hijos o hijas, la proposición de ley recoge que se subvencionará a las personas trabajadoras que, no pudiendo acogerse a fórmulas de teletrabajo, contraten a una persona para el cuidado en el hogar de hijos o hijas menores de 14 años que no puedan volver a recursos educativos o de conciliación hasta en tanto no se reabran con normalidad dichos recursos. También si la persona contratada es para el cuidado de un familiar de primer grado por consanguinidad o afinidad mayor de 65 años o con discapacidad, aunque no viva en el mismo domicilio, hasta en tanto reciba los servicios de promoción de la autonomía o servicios de estancia diurna que viniera recibiendo.

La cuantía de la ayuda será del 50% del salario bruto fijado conforme a la tabla salarial de empleados de hogar 2020 según jornada y de 5 euros por hora con un máximo de 20 horas semanales cuando se utilice el régimen externo por horas.

Solo podrían acceder a estas segundas ayudas las personas pertenecientes a unidades familiares cuya base liquidable hubiera sido en 2019 inferior a 18.000 euros por cada miembro de la unidad familiar.

La iniciativa, asegura NA+, “busca favorecer tanto la conciliación de la vida laboral y familiar como la reactivación de la economía, ya que para algunas personas es posible realizar teletrabajo, pero en otros casos no es posible eludir la actividad presencial y con estas ayudas se facilitaría la vuelta a la actividad económica de las familias con hijos, a las que hay que añadir la de las que tienen personas mayores o con discapacidad a su cargo”.