Descargas

UPN denuncia que la convocatoria de inspectores temporales ha sido perjudicial para los aspirantes a las plazas en castellano

  • Los aspirantes a las plazas en euskera podían realizar la presentación de la memoria y su defensa también en castellano
  • Además, la fecha de la convocatoria y el plazo condicionaron y limitaron la presentación de solicitudes

El portavoz de UPN en la Comisión de Educación del Parlamento de Navarra, Alberto Catalán, ha denunciado el “perjuicio causado a los aspirantes en castellano” de  la convocatoria realizada para la constitución de una lista para la provisión temporal, en régimen de comisión de servicios, de puestos de trabajo de inspector de educación. Para Catalán, “es un nuevo caso de sectarismo y nefasta gestión del Departamento de Educación”.

El parlamentario de UPN ha calificado de “totalmente injustificado y absurdo” que la convocatoria posibilitase que los aspirantes a las plazas en euskera pudiesen realizar en castellano la presentación de la memoria y su defensa. “Es decir, para plazas en castellano, pruebas en castellano, y para plazas en euskera, si querían, también en castellano. De este modo, se daban dos oportunidades a los aspirantes en euskera y una a los de castellano, en un evidente menosprecio del Departamento hacia las personas que no conocen el euskera”, ha afirmado.

“Llama también la atención que la presidenta del tribunal de castellano sea una inspectora que obtuvo su plaza hace unos meses por euskera y que pudiera estar todavía en prácticas. Y que, además, fuese de nivel B. ¿No hay inspectores con más experiencia, de carrera y que sacarán su plaza en castellano?”, se ha preguntado.

Según Catalán, “las diferencias que se han producido en las evaluaciones entre los aspirantes han sido más que notables”. “Diferencias que se acentúan a la hora del tratamiento realizado por los dos tribunales configurados al efecto, uno de castellano y otro de euskera, ya que da la impresión que no ha existido coordinación entre los dos tribunales, que no se han compartido criterios e indicadores de evaluación”, ha señalado.

Así, ha considerado “incomprensible” que en las calificaciones de la memoria en el caso de las plazas en castellano se utilicen hasta cuatro decimales y en las de euskera una décima o un entero. Y existan desviaciones de hasta 3,5 puntos en algún caso. “De ahí los resultados, 23 % aprobados de los presentados en castellano y 77 % de los de euskera”, ha detallado.

 

Más posibilidades para los funcionarios que trabajan en el Departamento

El regionalista ha denunciado también que la fecha de la publicación de la convocatoria en el BON fue el 21 de diciembre, coincidiendo con el inicio de las vacaciones escolares de Navidad. “Esa circunstancia, unida al plazo que se dio para presentar las solicitudes y documentación requerida, condicionó y limitó la presentación de solicitudes por parte del personal docente. Los aspirantes debieron hacer la memoria requerida durante las vacaciones navideñas y presentarla antes del 16 de enero. Las personas que durante las vacaciones no conocieron la existencia de esta convocatoria carecieron de tiempo material suficiente a la vuelta de Navidad para poder presentar la documentación”.

En opinión de Catalán, “con esta coyuntura, los funcionarios que trabajan en el propio Departamento tuvieron más posibilidades para conocer y presentarse a dicha convocatoria”. De hecho, ha informado, entre los presentados se encontraba el Jefe de la Sección de Planificación, Ordenación y Desarrollo de FP, el Jefe de la Sección de Evaluación, “que luego recurría su inadmisión”, la Jefa de Negociado de Necesidades Educativas, la Asesora de Formación, un inspector interino, la Jefa de Negociado de los Centros de Apoyo al Profesorado, el Director del CREENA, “que accedió al cargo gracias a saber euskera”, y una asesora de CAP.

Para Catalán, “que coincida tanto cargo haciendo las pruebas con el final de legislatura da la impresión que es una oportunidad que Educación ha establecido para que algunos encuentren otra ocupación en el Departamento y no vuelvan a la docencia. O quizás sea una huida. Acaba la legislatura, cambia el gobierno y algunos aprovechan la situación para salir corriendo”.

Finalmente, el portavoz regionalista en la Comisión de Educación ha manifestado que la situación generada con esta convocatoria vuelve a demostrar que el Departamento sigue sin actuar con rigor y objetividad. “Siguen generando incertidumbre, inseguridad y primando los interés políticos y partidistas por encima de los pedagógicos y educativos. Una vez más, hemos visto a la casa de los líos en acción”.