Descargas

UPN exige la retirada de pintadas por la amnistía de los presos de ETA que permanecen desde el verano

  • Los regionalistas, que ya denunciaron su presencia en el mes de agosto, han vuelto a pedirlo en Comisión de Urbanismo
  • También han criticado las pintadas en favor del gaztetxe de Rozalejo y han criticado a Aranzadi por aplaudir su realización

El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha exigido en la Comisión de Urbanismo celebrada hoy que “se retiren inmediatamente las pintadas en favor de la amnistía de los presos de ETA que desde el pasado verano permanecen en varios pasos de peatones del barrio de San Juan”.

Los regionalistas ya denunciaron públicamente en el mes de agosto la presencia del logotipo de las gestoras pro amnistía en varios pasos de cebra y, por eso, han afirmado que “la permisividad del cuatripartito con este tipo de proclamas en favor de los presos de ETA ralla la connivencia”.

“Resulta lamentable que desde la llegada de Asirón a la Alcaldía, tengamos que ser los grupos municipales de la oposición quienes denunciemos la presencia de carteles, pintadas y pancartas en favor de los asesinos de la banda y quienes persigamos su eliminación semana tras semana ante la evidente inacción de Bildu y sus socios”, han criticado.

Según han subrayado, “retirarlas es una obligación municipal y debería ser también una cuestión de dignidad de la ciudad y de solidaridad con las víctimas, que lógicamente se sienten insultadas con este tipo de actos”.

Además, han añadido que “resulta sorprendente e indignante cómo algunas pintadas o carteles, sobre todo las críticas con el alcalde, son eliminadas casi inmediatamente, mientras otras, como estas, permanecen durante meses en nuestras calles”.

Por eso, han asegurado que “Asirón ha permitido que las fiestas de los barrios y las calles de nuestra ciudad se conviertan en la valla publicitaria de la propaganda pro etarra”.

Aranzadi, a favor de actos vandálicos

En la misma Comisión de Urbanismo, los concejales de UPN han rechazado las pintadas en favor del gaztetxe de Rozalejo que, según han explicado, “se están multiplicando en toda la ciudad” y han exigido también su borrado inmediato.

En este sentido, han criticado la actuación de la concejala de Aranzadi, Laura Berro, que ayer en redes sociales aplaudió un acto vandálico en favor del gaztetxe contra una villavesa.

Los regionalistas han subrayado que “los representantes públicos no podemos apoyar que se incumpla la ley y que se ataque el patrimonio público para defender ninguna posición”.

Sin embargo, han señalado que “no sorprende esta actuación en una formación que desde el inicio de la legislatura se ha situado al margen del sistema y ha defendido todo tipo de actividades ilegales como las que se celebraban en el gaztetxe clausurado”.

Además, han recordado que “durante tres años Aranzadi y sus concejales han protagonizado numerosas polémicas y chanchullos, con la complicidad total y absoluta de Asirón, Bildu y Geroa Bai que han ejercido de abogado defensor hasta que han perdido sus votos”.