Descargas

UPN exige responsabilidades al Gobierno por consentir el deterioro de Marqués de Rozalejo

  • Los informes técnicos y policiales confirman los daños e infracciones legales advertidas durante año y medio por UPN
  • Los regionalistas solicitan información detallada sobre la última intervención y los informes técnicos íntegros

UPN ha exigido “responsabilidades” al Gobierno de Barkos “por haber consentido que el palacio Marqués de Rozalejo esté hoy en peores condiciones debido a su ‘okupación’ por un grupo de personas vinculadas a la izquierda aberzale”.

“El Gobierno, como titular del mismo, es también responsable de todos los daños, riesgos e ilegalidades producidas por haber permitido de manera interesada la usurpación y uso de este bien público”, han criticado.

Los regionalistas han solicitado al Gobierno de Navarra toda la información correspondiente a las últimas actuaciones realizadas sobre edificio barroco del siglo XVIII y exigen conocer “al detalle” la orden judicial que determinó la intervención de Policía Foral del día 8 de enero así como los documentos y acuerdos que la precedieron.

Asimismo, desean conocer el informe íntegro de los servicios técnicos “que acreditan el agravamiento de los desperfectos ocasionados por quienes de manera ilegal regentaban el palacio y los informes policiales que relatan multitud de ilegalidades cometidas por los ocupantes”.

“Todo lo que se conoce hasta el momento ratifica todas y cada una de las infracciones y perjuicios que por diversos cauces se han ido constatando desde hace año y medio y que han sido advertidas por este grupo parlamentario ante la desatención del gobierno de Barkos”, ha recalcado UPN.

La formación regionalista ha criticado a Barkos “por haber tratado de dilatar lo más posible el fin de esta situación ilegal con el objeto de satisfacer a sus socios y, en último término, a quienes de manera ilegal se habían adueñado de una propiedad pública para explotarla en su propio beneficio”.

A este respecto, según UPN, “de lo que hasta ahora se tiene conocimiento público, la pasividad del Gobierno de Navarra ha conllevado que se realicen alteraciones y obras en detrimento del patrimonio artístico e histórico, y que se continúe practicando un negocio clandestino sin licencias y eludiendo impuestos”.

“Se confirma también que en Rozalejo se realizan actividades con grave riesgo para la seguridad de las personas así como otras infracciones como enganches ilegales a la red eléctrica o al abastecimiento de agua dependiente de la Mancomunidad de la Comarca”, agregan.

Además, recuerdan que “todo lo constatado ha sido previamente denunciado por UPN ante el desprecio y la inacción del gobierno de Barkos, que se limitaba a dilatar los procedimientos administrativos y consentir de facto toda esta situación de continua ilegalidad”.