Descargas

UPN afirma que “no se puede premiar a quien se salta la ley y ocupa un edificio público”

Critican que “Asirón defienda a los okupas” y recuerdan que “el Ayuntamiento lleva meses haciendo dejación de sus obligaciones”

El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha afirmado hoy que “no se puede premiar a quien se salta la ley y ocupa un edificio público ilegalmente”. Según los regionalistas, “esa es la fracasada estrategia que Geroa Bai y Bildu siguieron después de la ocupación de un edificio del Gobierno en la Calle Calderería en 2016, regalándoles el Chalé de Caparroso que también debieron abandonar después de que UPN destapara el incumplimiento reiterado de las condiciones pactadas”.

“No hay forma de explicar por qué unas personas tienen más derecho que el resto de jóvenes, que actúan conforme a la ley y que si quieren una bajera la pagan de su bolsillo y cumplen horarios y normativa, mientras a quienes entran por la fuerza en un edificio se les ofrecen reuniones en el Palacio de Navarra”, han subrayado.

Por ello, los regionalistas han exigido al Gobierno de Navarra y al Ayuntamiento de Pamplona “rigor en el cumplimiento de la ley, porque esa es el único camino para garantizar la igualdad entre todos los ciudadanos”.

En este sentido, han criticado las palabras de hoy del alcalde Asirón, que “descaradamente ha tomado partido en defensa de los okupas y en contra de un posible desalojo”.

Según UPN, “la posición de Asirón no puede sorprender a nadie, porque ya se ha visto cómo los okupas comparten punto por punto los posicionamientos políticos del alcalde y de su partido”.

“El Ayuntamiento ha estado meses mirando a otro lado y haciendo dejación de sus obligaciones hasta el punto de obligar a los concejales de UPN a solicitar un informe al Secretario municipal que dejó bien claro que el Consistorio debía cumplir con su labor de inspección según marca la Ley de Ordenación del Territorio y Urbanismo y la Ley reguladora de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas”, han señalado. En su opinión, “especialmente grave es que se haya permitido que durante las fiestas de Sanfermín se hayan estado llenando los bolsillos con un negocio ilegal de hostelería en pleno centro de la ciudad”.

En base a dicho informe del Secretario, los concejales de UPN han solicitado hoy todas las actas de inspección realizadas desde el inicio de la ocupación del Palacio del Marqués de Rozalejo y de una de las Naves de Carretera Artica, en la Rochapea.

También han pedido los informes sobre las condiciones de seguridad que reclama el escrito del Secretario y las obligadas comunicaciones a la Consejera de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, recogidas en el artículo 27.3 de la Ley Foral 2/1989 de 13 de marzo, reguladora de Espectáculos y Actividades Recreativas, con los posibles incumplimientos detectados, que en virtud del artículo 22.1 de la citada ley derivarían en expedientes sancionadores.