Descargas

UPN recuerda a Bildu y Geroa Bai que “ambos son responsables de que Rozalejo lleve casi un año ocupado por radicales”

Los regionalistas les exigen que “dejen el postureo y las discusiones públicas, porque ambos han actuado a iniciativa de la oposición”

El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha recordado hoy que “Bildu y Geroa Bai son los responsables de que el Palacio del Marqués de Rozalejo, continúe ocupado por radicales nacionalistas después de casi un año”. Por eso, les han exigido que “dejen el postureo y las discusiones en los médios y trabajen por liberar ese espacio”, porque, según han explicado, “desde el pasado mes de septiembre Gobierno y Ayuntamiento han intentado nadar y guardar la ropa, intentando hacer ver que cumplían con sus obligaciones legales, mientras no se atrevían a hacer frente a sus afines y actuaban sólo a iniciativa y presión de la oposición”.

Los regionalistas han recordado que “grupos nacionalistas radicales han estado disfrutando gratis de un edificio público durante más de trescientos días, ganando dinero con un negocio de hostelería ilegal en pleno centro de la ciudad y utilizando su fachada barroca para un día sí y otro también para lanzar consignas de apoyo a presos de ETA, sin que nadie les molestara, con el Gobierno y el Ayuntamiento mirando para otro lado”.

De hecho, han explicado que “desde el inicio de la ocupación, allá por el mes de septiembre del año pasado, los partidos nacionalistas han dejado hacer a los okupas, intentando dilatar la usurpación del edificio, mientras intentaban hacer ver que cumplían con sus obligaciones”.

En este sentido, han afirmado que “es sorprendente que el Gobierno de Navarra pida ahora el desalojo, sobre todo cuando el ejecutivo de Barkos no se dio por enterado de la ocupación hasta pasadas las 72 horas que hubieran permitido una expulsión inmediata”.

“Mientras tanto, ha tenido que ser UPN quien desde la oposición tanto en el Parlamento como en el Ayuntamiento ha defendido el patrimonio de todos los navarros y quien ha peleado contra los privilegios dados a los amigos de los partidos nacionalistas mientras se restringían los derechos de hosteleros y comerciantes”, han subrayado.

Los regionalistas también han querido subrayar “la incoherencia de la postura de Bildu en este asunto, adoptando una pose indignada ante las acciones de Ejecutivo, después que fuera el Ayuntamiento quien en primer lugar publicara en el BON la prohibición de actividades en el edificio, aunque una vez más lo hiciera a instancias de un informe del secretario del Pleno solicitado por el Grupo Municipal de UPN”.

No obstante, los concejales de UPN han explicado que “después, el Ayuntamiento de Asirón no ha hecho nada para hacer cumplir esa orden, permitiendo a los okupas vender alcohol e ingresar importantes cantidades de dinero durante todos los Sanfermines en pleno centro del Casco Antiguo, perjudicando y haciendo competencia desleal a los hosteleros que cumplen las leyes y pagan impuestos durante todo el año”.