Descargas

Enrique Maya exige a Asirón que “se deje de trampas y no imponga la ikurriña también este 6 de julio”

UPN desvela que el cuatripartito ha recurrido la sentencia del contencioso para alargar los plazos y colocar la enseña de la CAV

El portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Enrique Maya, ha exigido hoy a Asirón que “se deje de trampas y tretas y no imponga la ikurriña a todos los pamploneses, también este 6 de julio”.

El regionalista ha desvelado que el cuatripartito ha recurrido la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº3, que atendió las demandas de UPN y de la Abogacía del Estado y declaró ilegal la colocación de la bandera de la CAV en el balcón del Ayuntamiento durante los Sanfermines de 2017.

Maya ha explicado que “pese a la contundencia de la resolución judicial, y de los numerosos posicionamientos de los tribunales en el mismo sentido, el cuatripartito ha optado por el recurso y por alargar los plazos posibilitando la colocación de la ikurriña durante el chupinazo, aun a sabiendas de que se trata de una decisión contraria a la ley”.

En este sentido, ha lamentado que “la estrategia de Asirón supone básicamente pegar una patada adelante al tema, para no pasar sus últimos sanfermines como alcalde sin la ikurriña”.

Sin embargo, Enrique Maya ha destacado que “nadie, por muy alcalde que se sea, puede creerse por encima de la ley, ni con la potestad de imponer su ideología por encima de la identidad histórica de un pueblo y de la realidad institucional de una Comunidad como Navarra”.

Por eso, los concejales de UPN presentarán en el próximo Pleno, que se celebrará el día 3, una declaración pidiendo que “el 6 de julio estén presentes en el balcón del Ayuntamiento únicamente aquellas banderas oficiales de nuestra tierra y no ningún otro símbolo ajeno a Navarra o que represente una ideología concreta”.

“Lo mínimo que se puede pedir es que nuestras administraciones cumplan la ley y que no volvamos a comenzar los Sanfermines desde el aprovechamiento de nuestras fiestas para generar confrontación política, como ha hecho Asirón desde que es alcalde”, han afirmado.

Según Maya, “Pamplona se merece unas fiestas en cordialidad y convivencia y sin divisiones políticas”.