Descargas

UPN Tudela critica que el Gobierno prioriza el euskera y discrimina a los museos de la Ribera

Una convocatoria de ayudas valora el uso del euskera en la señalética, visitas guiadas o difusión

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Tudela ha denunciado que el Departamento de Cultura del Gobierno de Barkos “prioriza en la ribera el uso del euskera al baremar la concesión de subvenciones a los museos, lo que supone una discriminación a este tipo de entidades culturales ubicadas en Tudela“.

Los regionalistas critican la convocatoria de subvenciones para Museos y Colecciones Museográficas Permanentes de Navarra publicada el 31 de mayo,  “ya que en las ayudas a funcionamiento, inversiones y actividades, apreciamos una discriminación claramente reflejada en los criterios de evaluación, donde en uno de sus puntos se valora el uso del euskera en la señalética, rotulación, visitas guiadas o difusión”.

Para UPN, “es incomprensible e injustificado que en uno de los puntos de la convocatoria se establezca la misma puntuación para toda la red por el uso de idiomas extranjeros, pero en otro punto se considere por igual el uso del castellano y del euskera, algo que entendemos para los museos de la zona vascófona, pero no para los de la Ribera”.

La discrecionalidad del Departamento de Cultura es tal que plantea las ayudas independientemente de la ubicación de los museos”, critican los concejales de UPN, que explican que “al Gobierno y los partidos que lo sustentan no les produce ningún sonrojo establecer estas ayudas primando a unos museos frente a otros, y obligando a que los centros culturales de la Ribera tengan que asumir la utilización de un idioma cuyo uso por los ciudadanos es nulo”.

El grupo municipal regionalista ha calificado estas ayudas como “un nuevo insulto a la cultura en la Ribera, porque la igualdad de oportunidades y lo que debiera garantizar la equidad del sistema se pone en entredicho con iniciativas de esta naturaleza”.

Para UPN de Tudela, “Cultura evidencia con este comportamiento que no se para ante nada y que también pone a los museos al servicio de los objetivos del nacionalismo vasco”.

Ante esta situación, ha exigido al departamento que cubra las necesidades reales de los museos “en lugar de priorizar sus intereses partidistas y políticos”. “Con estas decisiones el Departamento ha vuelto a demostrar que no gobierna para todos sino para aquellos que les han votado”, concluyen.