Descargas

Esparza lamenta que ETA se haya disuelto sin pedir perdón a las víctimas y a la sociedad

El presidente de UPN afirma no entender la presencia de Geroa Bai en el acto de mañana de Kanbo si, como señala el propio Gobierno foral, ETA sigue sin reconocer el daño causado

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha lamentado que “ETA se haya disuelto sin pedir perdón a las víctimas y a las muchísimas familias que ha destrozado ni tampoco al conjunto de la sociedad”. Además, ha considerado “indecente” que uno de los terroristas que ha leído el último comunicado, Josu Ternera, “esté huido de la justicia y no haya tenido la dignidad de ser el primero en entregarse”.

Esparza ha criticado que “ETA esté preocupada únicamente por buscar una repercusión mediática y por querer contar el relato a su manera”. En su opinión, “las únicas protagonistas en este momento y ante el escenario que se pueda abrir son y deben ser las víctimas, todas las víctimas de la banda terrorista ETA, y es su relato el que debe ser escuchado”.

Además, ha destacado que “ETA sigue hablando con el mismo lenguaje de siempre y sigue hablando de conflicto, cuando aquí lo único que hubo fue una banda de asesinos y casi un millar de personas inocentes que murieron asesinadas”.

El presidente de UPN ha manifestado que “no se ha llegado a este punto porque ETA haya hecho una reflexión y haya llegado a la conclusión de que no debió actuar de esa manera, muy al contrario sigue pretendiendo justificar su actividad criminal”.

 “Se llega hasta aquí por la dignidad de las víctimas, por el conjunto de la sociedad y por la actuación de las Fuerzas y Cuerpos y Seguridad del Estado”, ha recalcado, dejando claro que “no hay nada que agradecer a ETA” y recordando que “toda la sangre derramada y el sufrimiento que han causado no ha servido para conseguir su objetivo”.

Además, Esparza ha afirmado no entender “por qué Uxue Barkos e Iñigo Urkullu van a ofrecer mañana una declaración conjunta, sumándose a la magnificación y a la campaña de propaganda de la banda”. Para Esparza, “es una muestra más del seguidismo y la dependencia del Gobierno de Navarra respecto del Gobierno vasco a la que nos tiene acostumbrada la presidenta Barkos desde el inicio de la legislatura. Nunca antes el Gobierno navarro pedía permiso para hablar al vasco”.

 Por último, ha reconocido tampoco entender “por qué Geroa Bai ha dicho que va asistir al acto de mañana en Kanbo si es cierto que, como ha afirmado el Gobierno de Navarra, ‘ETA ha perdido la oportunidad que representaba este último comunicado de hacer una autocrítica real y profunda’, y no ha reconocido ‘de forma clara y rotunda la injusticia del dolor provocado’.