Descargas

UPN pide la comparecencia urgente de Laparra tras echar para atrás el nuevo servicio de orientación laboral

El SNE ha anunciado que va a dejar sin vigencia el Acuerdo Marco de Orientación que afecta a 12.000 personas desempleadas cada año y que se contrató en diciembre de 2017

La portavoz de UPN en la Comisión de Derechos Sociales del Parlamento de Navarra, Maribel García Malo, ha solicitado la comparecencia urgente del vicepresidente Laparra para que explique la decisión del Servicio Navarro de Empleo (SNE) de dejar sin vigencia el Acuerdo Marco de Orientación que afecta a más de 12.000 personas desempleadas al año, tal y como ha anunciado a las organizaciones y entidades que prestan esos servicios.

Cabe recordar que en febrero de 2017 Laparra  anunció que el Gobierno iba a destinar 7,5 millones de euros para ofrecer orientación personalizada para el empleo a 12.000 personas al año, comenzando por 2017, durante cuatro años, gracias al Acuerdo Marco que licitarían y pondrían en marcha para junio de 2017. Sin embargo, no fue hasta el mes de diciembre cuando el Gobierno firmó los contratos con las distintas entidades que iban a prestar el servicio de orientación.

La portavoz regionalista ya denunció entonces que “el sectarismo del Gobierno le había llevado a establecer un modelo de orientación más privatizado que nunca, precario, con unas condiciones económicas indignas que hacían casi inviable para las entidades poder prestar el servicio y totalmente ineficiente, en el que se iba a primar la cantidad de usuarios frente a la calidad de su atención. En definitiva, que habían transformado la orientación en una fábrica de hacer tornillos, en una máquina de producción de orientación”. Además, criticaba el diseño del nuevo sistema ya que, según decía, “empobrece el servicio condensando la orientación en el tiempo sin poder hacer un acompañamiento continuado”.

El tiempo, lamentablemente, nos ha dado la razón”, señala García Malo. El pasado 12 de febrero ya denunciamos en comparecencia solicitada al Vicepresidente Laparra por el Grupo Parlamentario de UPN, que el SNE estaba poniendo en riesgo el sistema de orientación laboral y que “había modificado el sistema anterior por sectarismo y sin tener un proyecto alternativo reflexionado, participado y consensuado”.

“Ni siquiera han transcurrido 3 meses desde la firma de los contratos con las entidades (20 diciembre 2017) y el SNE ya les ha anunciado que va a dejar sin vigencia el Acuerdo Marco”, ha anunciado García Malo.

La parlamentaria regionalista ha explicado que “Navarra era la Comunidad que mejor prestaba el servicio de orientación laboral según los indicadores del Sistema Público de Empleo Estatal y este Gobierno ha acabado con el sistema que existía. Lo ha hecho con un único objetivo: dar una patada a los sindicatos de UGT y CCOO, pero a quien realmente se la están dando es a los desempleados, ahora más de 12.000 personas que están esperando un servicio de orientación para encontrar un empleo”.

Pero, como señala García Malo, no van a ser los únicos afectados, “ya que las entidades que han resultado beneficiarias y deben prestar el servicio de orientación laboral han contratado a profesionales que ahora ven peligrar su puesto de trabajo”.

“El SNE en vez de dedicarse a crear empleo lo está destruyendo. Su gestión  está siendo una auténtica chapuza”, señala. “Este es un ejemplo más, pero no podemos olvidar que prácticamente se han cargado las Escuelas Taller, que el año pasado se quedó sin ejecutar el 60% del presupuesto que el SNE había previsto para estos programas, y las pocas medidas que ponen en marcha están siendo un fracaso: convocatoria de parados de larga duración con 1,3 millones de euros y ni un solo beneficiario o incentivos a la contratación de perceptores de renta garantizada que partía con un presupuesto de 4 millones de euros y ante la falta de aceptación de la medida solo han podido gastar 100.000 euros”, ha añadido.

“El sectarismo del vicepresidente Laparra y del Gobierno de Navarra está poniendo en jaque las políticas de empleo. Para UPN son una prioridad y vemos con mucha preocupación la deriva que está tomando el Servicio Navarro de Empleo”, ha concluido.