Descargas

UPN denuncia que el Gobierno ha gastado ya lo presupuestado para todo el año en la Renta Garantizada

Los regionalistas señalan que ha tenido que incorporar otros 4 millones más, recortando partidas sociales y actuando sin transparencia

La portavoz de UPN en la Comisión de Derechos Sociales del Parlamento de Navarra, Maribel García Malo, ha informado este jueves de que “nuevamente el Gobierno de Navarra ha presupuestado de forma incorrecta la Renta Garantizada, habiéndose gastado en los siete primeros meses del año todo el presupuesto de 2017”.

En concreto, ha señalado la parlamentaria regionalista, ha tenido que incorporar otros 3.845.216 euros a los casi 88 millones consignados en el presupuesto, “recortando de partidas sociales que afectan, por ejemplo, a los servicios de dependencia de las personas mayores, la incorporación al mercado laboral de perceptores de renta garantizada o la mediación intercultural”.

“Lo más preocupante es que esta infrapresupuestación se produce por segundo año consecutivo y que se ha hecho a sabiendas, de forma poco transparente, incluso yo diría que de manera tramposa”, ha criticado García Malo.

A este respecto, ha explicado que el Proyecto de Ley de Renta Garantizada presentado por el cuatripartito contenía una memoria económica que establecía la necesidad de un presupuesto para 2017 de alrededor de 95 millones de euros, es decir, siete más de los que luego se aprobaron. “UPN ya avisó en el debate de presupuestos de esta circunstancia y por eso presentó una enmienda que pretendía aportar los siete millones que faltaban, pero fue rechazada incomprensiblemente por el cuatripartito”, ha recordado.

Además, ha denunciado que “Laparra ha negado esta infrapresupuestación haciendo creer a la ciudadanía que el presupuesto consignado era suficiente para atender las necesidades de las personas más vulnerables”. “Lamentamos que, una vez más, haya mentido a este grupo parlamentario entorpeciendo su labor de control y actuando con total falta de transparencia, de la que tanto presumen, hacia la propia ciudadanía”, ha agregado.

García Malo ha manifestado que “es evidente que el presupuesto va a seguir siendo insuficiente”, por lo que ha anunciado que UPN va a solicitar de forma inmediata la comparecencia de Laparra “para que explique las previsiones reales de necesidades de esta partida de aquí a final de año y de dónde piensa sacar el dinero que le falta”, así como de la directora gerente del SNE para que informe sobre los motivos “por los que ha decidido recortar la partida de incentivos a la contratación de los perceptores de Renta Garantizada”.

Para la parlamentaria regionalista, “esta situación de imprevisión, de falta de transparencia y de mala gestión afecta especialmente a la sociedad navarra, en un momento en el que se le ha exigido un importantísimo esfuerzo, con una subida de los impuestos que ha gravado de forma especial a las familias con hijos y a las rentas medias navarras”.

Partidas que sufren recortes

García Malo ha detallado el conjunto de partidas que han sufrido recortes por valor de 3.845.216 euros. Así, ha destacado la rebaja de 1.617.872 euros de la partida de gestión de centros de mayores por lo que supone, una vez más, ha criticado, “de abandono de la dependencia y, más concretamente, de los servicios de dependencia para las personas mayores que se ven abocadas a estar en una plaza residencial privada porque el Gobierno retira el dinero que era necesario para hacer estas plazas públicas”. En este sentido, ha recordado que “residencias como Marcilla siguen sin concierto de plazas públicas”.

También ha rechazado que se quiten 71.000 euros del Servicio de Mediación Intercultural e Intervención Comunitaria que “podrían haberse utilizado para ampliar el servicio incluyendo actuaciones de la Federación Gazkalo u otras entidades con experiencia en este ámbito”.

Finalmente, ha puesto el acento en la reducción de 1.750.000 euros de la partida de incentivos a la contratación de perceptores de Renta Garantizada, que se queda prácticamente a la mitad. “Es un dinero que debería ir destinado a la incorporación al mercado laboral de los perceptores de esta prestación”, ha defendido.

Para la parlamentaria regionalista, esto confirma que la ley que regula la Renta Garantizada “apuesta por un modelo de subsidio en lugar de por un modelo de inserción socio-laboral real de las personas, que es el que reclama UPN”.

“La realidad es que faltando cinco meses para terminar el ejercicio presupuestario han quitado una gran cantidad de dinero que a priori estaba destinado al empleo de estas personas y lo han dedicado a subsidios; no podemos olvidar que las personas perceptoras de renta garantizada lo que necesitan para desarrollarse plenamente en nuestra sociedad es un empleo decente”, ha concluido.