Descargas

UPN exige a Asirón que “rectifique sus intenciones y no intente imponer la ikurriña el 6 de julio”

“La manifestación del sábado deja claro que hay una inmensa mayoría de navarros que apuesta por los símbolos que nos unen”, señalan

El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha exigido hoy a Asirón que “escuche a los miles de pamploneses que salieron a la calle el sábado y que, por tanto, rectifique sus intenciones y no intente imponer la ikurriña el 6 de julio en los balcones del Ayuntamiento de la capital navarra, tal y como anunció el propio regidor de Bildu el pasado viernes”.

Los regionalistas han criticado “el intento del alcalde de desacreditar un día antes en una entrevista y en redes sociales un acto que resultó multitudinario” y han afirmado que “la manifestación del sábado dejó muy claro que hay una inmensa mayoría de navarros y pamploneses que apuesta por los símbolos propios de nuestra tierra que son los que nos unen a todos”.

Los concejales de UPN han lamentado el “flaco favor que el alcalde hace a la convivencia de la ciudad tratando de tensionar las fiestas al imponer los símbolos de otra comunidad y que en Navarra representan a opciones políticas concretas y minoritarias”.

“El primer deber de un alcalde debería ser fomentar la armonía en su ciudad y en ningún caso azuzar el enfrentamiento entre los ciudadanos”, han afirmado, añadiendo que “lejos de eso, Asirón aprovechó el día antes de la manifestación para insultar a los miles de pamploneses que salieron a la calle de forma ejemplar para reivindicar los símbolos que unen a todos los navarros sin intenciones políticas partidistas”.

Según los regionalistas, “Bildu vive de la tensión y el enfrentamiento y eso es lo que buscó el alcalde con unas declaraciones impropias de quien debe representar a toda la ciudad”.

UPN ha recordado, además, que “Asirón no sólo obvió en sus declaraciones las dos sentencias que certificaron el fraude de ley que cometió como alcalde en 2015 para imponer la ikurriña, sino que mintió al afirmar que tuvo la ‘oportunidad judicialmente hablando’ de colocar la bandera del País Vasco”.

“La realidad judicial y legal demostrada es que en los edificios oficiales de nuestra tierra deben ondear los símbolos que reflejan la realidad navarra y no aquellos que dibujan las ansias políticas del alcalde de la disolución de Navarra en Euskadi”, han señalado.

Por eso, han exigido al alcalde que “se deje de banderas y obsesiones, escuche a los pamploneses y termine de fomentar polémicas en torno a símbolos y banderas con las que solo busca colmar las intenciones anexionistas de Bildu”.

“Navarra es Navarra y Pamplona su capital. Ya tenemos bandera y escudo y, como quedó claro el sábado, no necesitamos que el alcalde venga a imponernos ninguna otra enseña”, han concluido.