Descargas

UPN denuncia que el Gobierno hace trampa con el déficit al no computar los 93 millones impagados al Estado

Los regionalistas consideran que el consejero manipula los datos a sabiendas y prevén que de nuevo se vuelva a incumplir el déficit

UPN ha denunciado que las cifras de déficit presentadas hoy por el consejero de Hacienda y Política Financiera “encubren una trampa al no computar los 93 millones de euros impagados al Estado en el último abono de la aportación correspondiente al 2016”.

Cabe recordar que para el año 2016 el Gobierno de Navarra reconoció al Estado que la cantidad que se debía abonar era de 613 millones. “Esta aportación en ningún momento fue discutida por el Gobierno de Navarra ante el Ministerio de Hacienda pues como se expresa en las órdenes forales dictadas por el consejero de Hacienda, dicha cantidad se deriva de la aplicación estricta de la Ley que regula el Convenio Económico con el Estado”, han señalado los regionalistas.

Sin embargo, el pasado 30 de diciembre el Gobierno de Navarra dejó sin abonar 93 millones correspondientes al último plazo del año. Este impago provocó la advertencia por parte del Estado en la que denunció el incumplimiento.

“Ahora el consejero de Hacienda presume de unos datos de déficit que el propio Gobierno de Navarra ha manipulado al descontar una cantidad a sabiendas de que la debe computar”, han criticado.

Según UPN, estos datos, como los de todas las Comunidades, han de ser verificados y auditados  por la  Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, (AIREF), “que con toda seguridad corregirá los datos anunciados por el consejero y determinará que, en efecto, la Comunidad Foral en el año 2016 ha vuelto a incumplir el objetivo de déficit”.

Los regionalistas se preguntan si, cuando esto se produzca, el Gobierno de Barkos asumirá responsabilidades “por faltar a la realidad de forma deliberada”.

Asimismo, han destacado que “en el caso de que finalmente Navarra vuelva a figurar entre las Comunidades incumplidoras, este incumplimiento se producirá a pesar de haber dispuesto de un margen extra al ampliar el Estado el objetivo máximo de déficit desde el 0,3 inicial al 0,7”.

“En definitiva, estamos ante un Gobierno cuatripartito que hace trampas con las cifras económicas con el único fin ocultar a la opinión pública la verdadera situación de las cuentas públicas”, han concluido.