Descargas

UPN denuncia que Asirón retiró las porras a los agentes de Policía Municipal sin existir ni un solo informe que lo justificara

El concejal de Seguridad Aritz Romeo ha reconocido que la decisión se tomó con base únicamente en “informaciones verbales”

El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha denunciado esta mañana que “Asirón retiró las porras extensibles a los agentes de Policía Municipal sin que existiera ni un solo informe que justificara esta decisión y sólo para contentar al ala más radical de Bildu después del desalojo de un edificio ocupado en el Paseo Sarasate”.

Los regionalistas han explicado que así lo ha reconocido el propio concejal de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Aritz Romeo (Bildu), quien ha afirmado en la Comisión de Presidencia que se retiró este elemento de la equipación policial sin que existieran informes, y con base simplemente en “informaciones verbales”.

“Después de semanas exigiendo explicaciones y los informes en Comisión, por fin se ha confirmado que se trata de una alcaldada para salir del paso, sin ningún informe que la sostenga”, han criticado.

UPN ha subrayado que “privar a los agentes de este elemento afecta directamente a su seguridad” y ha denunciado que “es una irresponsabilidad mayúscula que por contentar a los sectores más radicales, indignados por la actuación de la Policía Municipal a la hora de evitar una ilegalidad, se castigue a los agentes con una medida que afecta a su labor y seguridad”.

Así, han afirmado que “el papel de Asirón y Romeo en todo este asunto, como máximos responsables de Policía Municipal, está siendo vergonzoso”.

“No sólo fueron incapaces de apoyar la labor de los agentes en la intervención de Paseo Sarasate, sino que además han castigado indiscriminadamente a todos los miembros del cuerpo”, han criticado.

En este sentido, han recordado que “Bildu y algunos de sus responsables tildaron la actuación de ‘inaceptable y violenta’, sin que Asirón ni Romeo fueran capaces de enfrentarse a su propio partido en defensa de la Policía Municipal”.

“Trataron de regatear el tema con explicaciones titubeantes e insuficientes y aludiendo a supuestos errores en la actuación policial de los que después de más de dos meses seguimos sin saber absolutamente nada”, han relatado.

“Con la confesión de hoy, se confirma que la prioridad de Asirón y Romeo es servir a Bildu y a los sectores más radicales de nuestra sociedad y no a los profesionales municipales ni al resto de ciudadanos, que asisten atónitos al descrédito al que el cuatripartito somete al Ayuntamiento casi a diario”, han subrayado los regionalistas, que ya solicitaron la dimisión del concejal de Seguridad por su gestión de los hechos posteriores al desalojo.