Descargas

UPN critica a Asirón por gastar casi un millón de euros para un mercadillo en autobuses sin tener garantizadas las ayudas europeas

Los regionalistas denuncian que el proyecto se ha disparado de los 300.000 euros iniciales a 800.000 sin aportar ninguna explicación

El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha criticado hoy al alcalde Asirón por licitar en la Junta de Gobierno celebrada ayer “un gasto de casi un millón de euros en las taquillas y el bar de la antigua estación de autobuses para la instalación de un mercadillo, sin que estén garantizadas las ayudas europeas al proyecto completo, de 6.247.000 euros”.

Además, han denunciado que “lo que en un inicio iba a costar 300.000 euros se ha disparado hasta los 800.000 sin que el cuatripartito haya aportado ninguna explicación al respecto al resto de concejales del Ayuntamiento”.

Según los regionalistas, “desde un inicio Bildu ha llevado a cabo este proyecto con oscurantismo y contradicciones y, según vemos ahora, con una  absoluta falta de rigor, que ha provocado que el gasto casi se triplique”.

“Después de meses solicitando información y ante constantes negativas, tuvo que ser el Pleno, mediante una declaración presentada por UPN, quien exigiera una comisión extraordinaria para abordar los detalles de este proyecto”, han recordado.

En aquella comisión la mayoría del Ayuntamiento propuso un futuro distinto para el edificio y que se asemeje más a un centro singular que se convierta en un referente cultural en Navarra y en comunidades limítrofes, generando un polo de atracción de actividad al estilo de Tabakalera, Matadero o la Alhondiga de Bilbao.

Sin embargo, “la decisión del cuatripartito de dedicar casi un millón de euros a esta fase inicial hipoteca de facto el edificio para futuros usos y pasa por encima de la opinión de la mayoría del Ayuntamiento”. “Es inviable invertir ahora un mínimo de 800.000 euros, que pueden llegar a más de 6 millones si se desarrolla el proyecto completo, y pretender desarrollar otro proyecto en 10 años”, han explicado.

“Este hecho es especialmente grave, porque incumple lo dispuesto en el Plan Municipal y no ha contado tampoco con la participación de las asociaciones de vecinos, ni de hosteleros y comerciantes, perjudicados por la instalación con dinero público de un espacio comercial con actividad hostelera en competencia al ya existente”, han subrayado.

UPN mantiene que “la singularidad de esa manzana, en pleno centro de la ciudad, requiere un debate profundo entre todos los grupos políticos y los agentes sociales de nuestra ciudad y no un improvisado mercadillo a precio de oro lanzado unilateralmente por el cuatripartito”.

“Es un proyecto de ciudad y su desarrollo y gestión no puede llevarse a cabo como si fuera la entrega de un gaztetxe o de las txoznas de San Fermín y menos si cuesta 800.000 euros de los impuestos de todos los pamploneses”, han concluido.