Descargas

UPN denuncia que el cuatripartito censura sus mociones en las comisiones de Pamplona

Los regionalistas habían presentado sendas iniciativas sobre el gaztetxe y el conflicto en Escuelas Infantiles que no se debatirán

El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha denunciado hoy que el cuatripartito de Bildu, Geroa Bai, IE y Aranzadi/Podemos ha censurado las mociones que habían presentado para las comisiones que se celebrarán el lunes. Los regionalistas habían presentado sendas iniciativas sobre el gaztetxe de calle Compañía y el conflicto en escuelas infantiles que finalmente no se debatirán, debido a que las presidentas de ambas comisiones, Perales (Bildu) y Cremaes (Geroa Bai), así lo han decidido.

En rueda de prensa, Enrique Maya ha mostrado su “malestar y su preocupación, porque se pone trabas al trabajo de los concejales, pero sobre todo porque se trata de dos temas relevantes y urgentes como los que presentamos”.

Maya ha recordado que no existió acuerdo para no tratar asuntos políticos en las comisiones y, por tanto, no puede modificar lo que sostiene el Reglamento municipal. Además, ha explicado que ya entonces avisó de que “si existían temas urgentes, los presentaría a la Comisión correspondiente para su aprobación”.

“Si tenemos un gaztetxe ocupado, donde se han hecho obras sin control alguno y se realiza actividad hostelera también sin control, el peligro se multiplica en Sanfermines, por lo que pedimos el desalojo antes del 6 de julio”, ha afirmado

“Si hay una matriculación de escuelas infantiles que están en el aire y que preocupa a más de 1.000 familias y el curso acaba el 30 de junio y el curso comienza a mediados de agosto, no podemos esperar hasta julio para pedir que se ponga una fecha para aceptar la decisión del juez y dar tranquilidad a todas estas familias”, ha insistido.

Según el portavoz de UPN, “el problema es que el cuatripartito se avergüenza de su propia gestión en el Ayuntamiento y no quieren que se hable de ella durante la campaña electoral”.

“Tienen miedo de que los ciudadanos vayan a votar recordando el desmadre en que han sumido al Ayuntamiento, su sectarismo y su inacción”, ha subrayado.

Por su parte, María Caballero ha considerado que “el modo en que se está afrontando el problema de las escuelas infantiles no está siendo precisamente el más adecuado”.

“El equipo de gobierno sigue empeñado en hacer valer un acuerdo que ha sido expresamente paralizado y está alargando innecesariamente la situación de incertidumbre creada desde que el Juez aceptó las medidas cautelares solicitadas por las familias recurrentes”, ha afirmado.

“Por eso, proponíamos que el gobierno municipal y, especialmente, la presidenta del Organismo de Escuelas Infantiles, determinaran un plazo límite, que no debiera ser posterior al  20 de junio,  para resolver esta situación”, ha explicado.

La regionalista ha argumentado que “así, en caso de que no se pronuncie el Juzgado sobre el asunto, los padres puedan conocer antes del final de curso si sus hijos van a poder ser matriculados en una escuela u otra y en un modelo lingüístico u otro”“Es puro sentido común y beneficiaría a todas las familias inscritas para el próximo curso”, ha sostenido.

Ana Elizalde ha detallado la segunda declaración en la que pedían al Ayuntamiento que “inste al Gobierno de Navarra y a Nasuvinsa, propietarios del edificio ocupado en Compañía 3, a que realicen cuentas actuaciones sean precisas para que dicho edificio sea desocupado antes de las fiestas de San Fermín”.

También querían exigir al cuatripartito de Asirón que “adopte las medidas oportunas, en el ámbito de su competencia, para que dicho edificio sea desocupado antes de los Sanfermines”.

Elizalde ha considerado “inaceptable” que “habiendo transcurrido más de siete meses el edificio siga ocupado y que no haya habido ninguna actuación concreta que haya servido para poner fin a esta situación”.

“Existe una evidente  falta de control y una gran permisividad por parte del ayuntamiento y eso generará un riesgo injustificable durante Sanfermines especialmente”, han denunciado.

Por eso, ha propuesto, y dado que “en el edificio se han hecho obras y se desarrollan actividades que exigen tanto controles y autorizaciones administrativas que no se han realizado pedimos que se desaloje antes del 6 de julio”.

“Es evidente que a partir de esa fecha, aprovecharán la afluencia de público a las actividades de hostelería ilegal que acoge el edificio, para hacer caja, por lo que se multiplicará el número de personas en riesgo”, ha concluido.