Descargas

UPN considera “fuera de toda realidad” que la oferta de euskera en escuelas infantiles sea mayor a la de castellano

El grupo regionalista registra la petición de una Junta de Escuelas Infantiles para revocar la decisión de imponer el euskera en tres escuelas infantiles

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha reiterado hoy su “preocupación e indignación por la utilización que el nacionalismo vasco está haciendo de la educación en Navarra”. En concreto, los regionalistas han afirmado que “está fuera de toda realidad que la oferta de euskera en las escuelas infantiles sea mayor que la de castellano, después de los cambios introducidos por Bildu con el apoyo de Geroa Bai, IE y Aranzadi-Podemos”.

“Han creado una oferta desproporcionada que no tiene nada que ver con la realidad de Pamplona”, han subrayado.

Los regionalistas han detallado que, según los datos desvelados en prensa, las plazas libres en euskera son 238 (38,4%), mientras que en castellano son 203 (32,6%) y las de inglés suman 181 (29%).

Según UPN, “estos datos no han sido además facilitados oficialmente, como es habitual, para que las familias puedan valorar las opciones de las que disponen y plantear dónde matricular a sus hijos”.

“Con su oscurantismo y falta de transparencia, el cuatripartito quería evitar la foto que desde la oposición venimos denunciando desde hace semanas: que con su decisión, la oferta de euskera está totalmente sobredimensionada y se debe única y exclusivamente a motivos políticos que nada tienen que ver con la demanda de las familias de Pamplona”, han criticado.

Los grupos de UPN y PSN han solicitado una reunión extraordinaria y urgente de la Junta de Gobierno del Organismo Autónomo de Escuelas Infantiles para, con base en estos datos y a una encuesta realizada por los padres afectados en el proceso de traslado forzoso o reserva de plaza, solicitar la revocación de la decisión de cambio de modelo.

Según UPN, estas encuestas revelan que el 80,2% de las familias de Donibane, Fuerte El Príncipe y Hello Rochapea, que han pedido el traslado al imponerse el euskera para el próximo curso, lo hacen obligados por el cambio de modelo. Además, los datos recogidos por las propias familias recogen que el 79,4% de las familias que han decidido quedarse en estos centros prefieren el modelo en castellano.

“Es decir, son familias que, por culpa de la imposición Bildu, Geroa Bai, IE y Aranzadi-Podemos, van a tener que educar a sus hijos en un idioma en el que no desean hacerlo”, han explicado.

Por eso, UPN ha reiterado su exigencia de “dar marcha atrás en la loca carrera por la imposición del euskera en estas escuelas” y ha pedido “analizar los datos con sosiego, buscando consensos políticos, pero también con las familias afectadas, y dejando a un lado las obsesiones del nacionalismo”.

“En el pasado Pleno demostramos que es posible hacer las cosas de otra manera, que se puede aumentar la oferta de euskera ampliando el número de plazas y no expulsando a familias de sus escuelas”, han recordado.

“Sin embargo, el cuatripartito está enrocado en un modelo de imposición y en su objetivo de no gobernar para todos, sino para un porcentaje reducido de los pamploneses”, han lamentado.