Descargas

UPN propone crear una nueva escuela infantil en Lezkairu y no expulsar a las familias ya matriculadas

Enrique Maya pide también que el Ayuntamiento actúe “con celeridad y diligencia” en el asentamiento chabolista de Santa María la Real

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha hecho públicas hoy las dos declaraciones que presentará en el próximo Pleno de la capital navarra, que se celebrará el próximo jueves. Los regionalistas pedirán “paralizar los cambios impuestos en escuelas infantiles e iniciar los trámites para la creación de una nueva escuela infantil en Lezkairu”. Además, propondrán “actuar con la máxima celeridad y diligencia posibles en el asentamiento chabolista instalado en el barrio de Santa María la Real”.

El portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Enrique Maya, ha explicado que “en Escuelas Infantiles es posible hacer las cosas de una forma distinta, con más sensatez, empatía, sin imposiciones y sin expulsar a familias ya matriculadas en estos centros”.

“La imposición del euskera en los centros de Donibane, Fuerte el Príncipe y Hello Rochapea se ha hecho al asalto y sin tener en cuenta que son centros asentados en sus barrios, con un proyecto pedagógico y equipos de educadoras sólidos y con una demanda contrastada y niños ya matriculados en ellas”, ha explicado.

“No han tenido en cuenta ni a las familias, ni a las trabajadoras municipales, ni la demanda mayoritaria de la sociedad pamplonesa respecto a modelos educativos”, ha destacado.

De hecho, según el regionalista, “no han tenido en cuenta ni siquiera a los niños de educación especial matriculados en estos centros y para los que el arraigo al proyecto y a sus educadoras es vital”.

“Nada han dicho de ellos, ni una solución, ni una palabra de comprensión o empatía”, ha subrayado.

“Estarán contentos, con esto sí han tocado la médula de la sociedad pamplonesa y lo más preciado de las familias de nuestra ciudad, sus hijos”, ha criticado.

Según Maya, “la decisión tomada por el cuatripartito perjudica directamente a más de cien familias, cuando existen otras opciones más adecuadas incluso a la demanda futura de plazas de 0-3 en Pamplona”.

Para los regionalistas, “todos estos perjuicios podrían haberse evitado si la decisión se hubiera tomado de una forma más sosegada y motivada, mejorando el diálogo y la participación y si en lugar de decidir expulsar a familias ya matriculadas para imponer un nuevo modelo en sus centros, se hubiera optado por aumentar el número de plazas del Organismo con nuevos perfiles”.

Por otra parte, Maya ha destacado “el ejemplo de dignidad de las familias de las escuelas afectadas por la imposición del cuatripartito”. “No podemos sino reconocer su coherencia y su valor frente a una medida injusta e irracional”, ha afirmado.

Según el regionalista, “se están manteniendo firmes frente a la sinrazón, con respeto, pero seguros de estar defendiendo la posición más justa y eso, como concejales, nos tiene que animar más si cabe a ser su voz en el Ayuntamiento, con más fuerza y energía si cabe”.

Educación infantil frente a obras no prioritarias

“Frente a la propuesta de Bildu y de sus socios de romper, de separar, nosotros proponemos crear y mejorar”, ha remarcado.

En este sentido, el portavoz de UPN ha explicado que su grupo indica incluso en la declaración que se debatirá en Pleno las parcelas donde podría instalarse la nueva escuela, en las parcelas LP1 o en la LP2 de Lezkairum, como muestra de “oposición constructiva”.

Maya ha recordado que “desde el inicio de la legislatura hemos explicado que el cuatripartito de Asirón, con Geroa Bai, IE y Aranzadi-Podemos es inactividad, desmadre y sectarismo”.

“Lo normal en estos meses es la inacción, pero cuando se ponen a hacer algo, como en este caso, lo que aflora es un verdadero desmadre derivado del sectarismo de sus decisiones y de sus formas de gobernar, complacientes con sus amigos, pero del todo autoritarias contra los que no piensan como ellos”, ha explicado.

Maya ha afirmado también que “el coste aproximado de una nueva escuela infantil se sitúa por debajo de los dos millones y medio de euros que podrían obtenerse priorizando la educación infantil frente a algunas propuestas del cuatripartito que objetivamente no son prioritarias”.

Las cantidades necesarias podrían detraerse, según UPN, mediante modificación presupuestaria de lo destinado para la rotonda del Seminario (200.000€) “una obra a todas luces no prioritaria”; del medio millón presupuestado para el Palacio Redín y Cruzat, “del que nada se sabe de momento de su proyecto”; de los 250.000 reflejados en el presupuesto de Participación Ciudadana para ‘otras construcciones’, “que tampoco tienen inicialmente destino conocido”; o de los casi 400.000 euros destinados a contrataciones de estudios y trabajos técnicos “de las que tampoco ha informado el mismo área”.

“Además, este año no sería necesario incluir su totalidad en los presupuestos, puesto que hasta diciembre sólo podría redactarse el proyecto y en el mejor de los casos, iniciarse las obras”, ha agregado.

 “Chabolas en Pamplona en pleno siglo XXI”

Enrique Maya también presentado otra declaración que UPN llevará al Pleno del jueves, que pedirá que el Ayuntamiento actúe con “la máxima celeridad y diligencia posible” en el asentamiento chabolista instalado en Santa María la Real.

Maya ha recordado que, “debido a la parálisis y a la incapacidad del cuatripartito para dar soluciones, ocho personas están viviendo este invierno en condiciones infrahumanas y de insalubridad e inseguridad en pleno centro de nuestra ciudad y con la lógica alarma social entre los vecinos del barrio”.

Por eso, pedirá en Pleno que “se adopten las medidas necesarias para dar una solución a las personas que están viviendo en el asentamiento chabolista y que se limpie y restaure la zona de forma que no se reproduzcan los asentamientos y se establezcan las condiciones de salubridad y seguridad”.

Maya ha explicado que “el Ayuntamiento, además de garante de la seguridad y la salubridad de Pamplona, tiene en esta ocasión también responsabilidad como copropietario de la parcela”.

“Según una nota de prensa del Ayuntamiento el pasado 16 de febrero, la Junta de Gobierno Local decidió no desmantelar el asentamiento en base a unos informes que algunos miembros del cuatripartito han afirmado que ni siquiera están por escrito”, ha apuntado.

 “Sin embargo, en las actas de la JOB no consta ni que se tratara el tema, por lo que el día 18 pedimos los informes sobre los que teóricamente se basa esta decisión sin que todavía se nos haya facilitado nada”, ha subrayado.

El regionalista ha destacado que “no es una anécdota, como literalmente afirmó Asirón a los medios de comunicación”

 Según Maya, “el Ayuntamiento debería actuar, entre otras cosas por humanidad y sentido social, para dar solución a las personas que hoy mismo pasan el invierno en unas condiciones indignas que deberían abochornarnos como institución”.

“Deberíamos actuar para devolver la salubridad a la zona y la tranquilidad a los vecinos de Santa María la Real, que lo han pedido en varias ocasiones”, ha concluido.