Descargas

UPN propone medidas para acabar con la explotación sexual

Los regionalistas han mostrado su preocupación por un fenómeno en aumento, que constituye una nueva forma de esclavitud

El grupo parlamentario de UPN ha presentado una declaración por la que se insta a las instituciones y a la sociedad en general a luchar contra la trata de personas, especialmente contra la explotación sexual. Se pretende visibilizar que la trata constituye un delito y supone la expresión de la desigualdad, así como lograr la erradicación de esta forma de esclavitud, rechazar su consumo y promoción.

Los regionalistas, tras la exposición de motivos en la que aluden a la definición de trata según el Protocolo de Palermo, evidencian que este fenómeno mundial “no escapa a Navarra, que es también lugar de tránsito y destino de personas en situación de trata”.

La Comunidad Foral cuenta, apuntan, con una cuarentena de clubes de calle y carretera, además de un creciente número de pisos y de localizaciones donde se demanda y oferta prostitución en la calle.

“De esto se colige que la trata con fines de explotación sexual ha observado un repunte considerable en los últimos años, tanto en Navarra como en el resto de España, Europa y del mundo, hasta ser considerada la esclavitud del siglo XXI”, señala la declaración presentada por UPN.

Los regionalistas ven con preocupación la situación de “absoluto oscurantismo” que rodea a la trata de personas, “que no permite conocer su dimensión, la verdadera situación y el estado de vulnerabilidad en que se encuentran aquellas personas que son objeto de este delito”.

Para acabar con la trata y, especialmente, con la explotación sexual, UPN ha propuesto siete medidas: luchar contra la trata de personas, especialmente contra la que tiene por fin último la explotación sexual, desde su dimensión local, nacional e internacional; visibilizar que la trata con fines de explotación sexual es un delito y una vulneración de derechos que no escapa a la Comunidad Foral y que es una expresión más de la desigualdad existente en nuestra sociedad; y promover unas relaciones equitativas entre mujeres y hombres que aboguen por el respeto y el trato de igualdad entre toda la ciudadanía, con especial hincapié en la prevención de toda expresión y acción que tienda, perpetúe o incite a la violencia de género.

Otras medidas son perseguir la erradicación de toda práctica que atente contra el bienestar, salud, supervivencia y oportunidades de las personas que son víctimas de la trata con fines de explotación sexual; impulsar acciones por la defensa de una sociedad igualitaria libre de violencia de género y libre de trata con fines de explotación sexual a través de la adopción de estrategias de trabajo claras y la unión de esfuerzos que permitan una mejor coordinación de los recursos disponibles; sensibilizar a la sociedad navarra en general acerca de qué es la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, qué supone ya que se trata de una forma de esclavitud que perpetúa las desigualdades entre mujeres y hombres.

Finalmente, se propone rechazar la existencia, consumo y promoción de la trata con fines de explotación sexual en Navarra, a través de la defensa de los derechos humanos de todas las personas y especialmente de las mujeres que son víctimas de la trata.