Descargas

UPN confirma que la imposición del euskera en el 0-3 es una decisión puramente política

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha explicado hoy, después de la reunión de la Junta de Gobierno de Escuelas Infantiles celebrada esta mañana, que “se confirma que la decisión de imponer el euskera en dos nuevas escuelas en el ciclo 0-3 es una decisión puramente política”.

Según Enrique Maya, que ha comparecido en rueda de prensa, junto al concejal Fermín Alonso, “en la sesión del organismo se ha reconocido que no existe ningún informe que justifique y motive la decisión de Bildu, Geroa Bai, IE y Aranzadi-Podemos”.
“Lo más cerca que han estado de dar un argumento es hablar de una demanda histórica, sin aportar ningún dato de demanda en el ciclo 0-3 o de utilización de las escuelas existentes”, ha explicado Maya.

Además, según ha afirmado, “no se ha dado ninguna razón objetiva que justifique la elección de estas escuelas para la educación en euskera, que va a perjudicar a más de 100 familias”.

“Tampoco hay ningún argumento que justifique el traslado de Hello Rochapea a la Chantrea, ni ningún estudio sobre la afección de esta medida sobre el personal de este centro”, ha subrayado.

Además, ha desvelado que “Bildu y sus socios ocultaron durante la rueda de prensa de ayer que esta decisión conlleva una reducción de las plazas de castellano e inglés, puesto que Hello Rochapea tiene actualmente 123 alumnos, mientras la escuela de la Chantrea a donde se le manda ronda las 82”.

Según Maya, “la decisión del cuatripartito es un escándalo que sólo tiene motivaciones políticas y el anhelo de Bildu y sus socios por euskaldunizar Pamplona, pese a la oposición de la mayoría de padres, que han elegido el castellano y el inglés como idiomas en los que educar a sus hijos”.

Además, ha calificado de “vergonzosa la postura de los grupos que apoyan a Bildu en el Ayuntamiento y son cómplices voluntarios de esta decisión” y ha criticado especialmente a IE, “que sí tuvo el valor de parar en el Gobierno la OPE euskaldunizada de Bildu y Geroa, pero que en este caso se ha sumado a un acuerdo objetivamente perjudicial para la inmensa mayoría de familias pamplonesas”.

Por último, Maya ha destacado que “una vez escuchado a los grupos hoy, ha quedado claro que lo que se esconde detrás de esta maniobra es un ataque directo al modelo de castellano e inglés, que se ha llegado a calificar como un modelo político y no educativo”.
“Es un insulto a las familias que educan a sus hijos en ese modelo y a todos los profesionales que trabajan en él”, ha subrayado, para concluir diciendo que “no nos equivoquemos, van a por el inglés“.

Sólo el 4% quiere euskera en San Juan

Por su parte, el concejal Fermín Alonso ha desvelado que, según los datos del organismo autónomo, la lista de espera en las escuelas infantiles municipales en euskera es de 9,5 alumnos, mientras que en castellano llega a 22,2 y en castellano e inglés 22,5.
Además, ha añadido que las tres escuelas afectadas por la decisión de Bildu se encuentran a día de hoy completas y no tienen problemas de demanda. “Es más, Donibane es la escuela de toda nuestra ciudad con más lista de espera, 39 familias, mientras que Fuerte el Príncipe llega a 26 y Hello Rochapea a 7”.

“En ninguna de ellas hay una sola plaza libre, por lo que es muy difícil justificar que deba modificarse su oferta”, ha destacado.
Por otra parte, Alonso ha explicado que el cuatripartito está obviando el estudio de opinión sobre las escuelas infantiles de Pamplona, encargado por el organismo autónomo a la empresa Cíes. Según dicho estudio, “la demanda del modelo en euskera en los barrios de San Juan y Milagrosa donde se quiere imponer es del 4 y el 5%, respectivamente”.

“Ambos son, precisamente, los dos barrios con menos interés en educar a sus hijos en el modelo en euskera y seguro que no es casualidad que Bildu pretenda imponerlo ahí”, ha destacado.

“Mientras, la de castellano o castellano e inglés supera en ambos casos el 75% de las preferencias de los usuarios de escuelas infantiles en esos barrios”, ha subrayado.

Alonso ha señalado también que “según este estudio la demanda de educación 0-3 en castellano e inglés entre los empadronados en Pamplona es del 50% y la de euskera del 12%, una cifra que, sin embargo, se duplica entre los no empadronados en nuestra ciudad”.
Con estos datos, UPN considera “probado que la estrategia de Bildu es imponer el euskera por encima de la voluntad de los padres y por encima de la voluntad de las familias”.