Descargas

Okupar tiene premio

Seis meses lleva Pamplona en las manos de Bildu, Geroa, Podemos e IE y empieza a parecer una ciudad sin ley, o al menos la ley no se aplica de igual manera a todos. Nos referimos a que en Pamplona se puede ocupar una propiedad del Gobierno, realizar en ella actividades económicas, convertirte en un mal referente para jóvenes y por esto, ser recompensado por el gobierno municipal con la concesión a dedo de otro edificio patrimonio de Pamplona. Y no pasa nada…

El mismo día que se abre un expediente para revocar la concesión de un local municipal al colectivo gitano, que desarrolla el proyecto sociocultural de Casa Sabicas, se concede arbitrariamente todo un edificio a quienes han asaltado otro.

La cesión del Ayuntamiento supone también un agravio comparativo contra el resto de jóvenes de Pamplona que respetan las normas y no se les ocurre ocupar ilegalmente un edificio. El gobierno municipal es generoso con los suyos y hace la vista gorda mientras machacan al ciudadano de a pie.

¿Qué hay detrás de todo esto? ¿A qué se destina lo recaudado con la actividad económica? ¿Por qué en otros sitios como Bilbao el PNV lucha por eliminar este tipo de locales y aquí los apoya?

Este gobierno municipal, liderado por Bildu y sus palmeros, no escatima esfuerzos ni recursos para seguir cumpliendo su hoja de ruta que conllevará una Pamplona y una Navarra más caótica, más euskaldunizada, más empobrecida, con parada final en la Comunidad Autónoma Vasca.

Ante tanto atropello, UPN va a seguir defendiendo los intereses municipales, la legalidad y la igualdad de todos los ciudadanos en el acceso a los servicios y propiedades públicas.