Descargas

UPN pide la reprobación del consejero Mendoza

UPN ha presentado una moción por la que se pide que el Parlamento de Navarra repruebe políticamente al consejero de Educación, José Luis Mendoza, por la gestión y decisiones adoptadas en relación con la convocatoria de Oferta Pública de Empleo (OPE) en Educación.

En la moción, presentada por el portavoz regionalista Javier Esparza, se señala que en la primera comparecencia del consejero de Educación en la Comisión de Educación del Parlamento, celebrada el 22 de septiembre de 2015, para exponer los objetivos y las líneas de trabajo a seguir en el Departamento, se comprometió personalmente a anunciar en el mes de octubre la Oferta Pública de Empleo (OPE) que se iba a realizar en el Departamento de Educación. Dicha convocatoria, según se expuso, se consensuaría tanto con la comunidad educativa como con los docentes como con los sindicatos, oído el Consejo Escolar.

El 6 de noviembre, continúa, el consejero comunicó a los miembros de la Mesa Sectorial de Educación que la Oferta Pública de Empleo sería de 320 plazas del Cuerpo de Maestros, de ellas, 228 en euskera y sólo 92 en castellano. También se convocarían 14 plazas en el Cuerpo de Inspectores, de las cuales, 7 serían en euskera y las mismas en castellano.

La reacción de los sindicatos no nacionalistas, relata la iniciativa de los regionalistas en su motivación, fue inmediata y calificaron la convocatoria como injusta e injustificable. Además, manifestaron que no se correspondía ni con la realidad sociolingüística de Navarra ni con las necesidades del sistema educativo navarro, y que obedecía a criterios políticos.

Consecuencia de dicho anunció por parte del consejero, en sesión celebrada el día 9 de noviembre de 2015, la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra aprobó una Declaración Institucional por la que el Parlamento de Navarra solicitaba al Departamento de Educación que retirase la propuesta de convocatoria de Oferta Pública de Empleo (OPE) presentada en la Mesa Sectorial de Educación el pasado día 6 de noviembre y le instaba a aprobar una OPE que guardase el equilibrio real en euskera y castellano, y a sacar las plazas de la convocatoria por idiomas.

El consejero intentó justificar las diferencias del número de plazas entre las dos lenguas manifestando que era consecuencia de la implantación del Programa de Aprendizaje en Inglés, argumento que en fechas posteriores rectificaría al comprobarse que no era cierto, señala UPN.

Tras el análisis detallado de las plantillas orgánicas, prosiguen, varios han sido los grupos parlamentarios que han atestiguado que la convocatoria no cubre las necesidades reales y que es injustificable tan bajo número de plazas en castellano.

Ante la sinrazón del Departamento de Educación por mantener su OPE, recuerdan, se debate y vota una moción en sesión plenaria del Parlamento, celebrada el 10 de diciembre de 2015, por la que se insta al Gobierno de Navarra a adoptar las medidas precisas para continuar en la necesaria formación del profesorado y que los profesores que voluntariamente así lo decidan puedan obtener competencia lingüística C1 en inglés, a mantener el número total de 320 plazas en la Oferta Pública de Empleo docente de acceso al cuerpo de Maestros prevista para el 2016, así como a modificar su propuesta de distribución de plazas por modelos lingüísticos y especialidades en función de criterios de necesidad, estabilidad en el empleo y equidad en el acceso a la función pública.

La respuesta del Departamento se conoció, apuntan, en los últimos días de diciembre, en la Mesa Sectorial de Educación, donde el consejero manifestó a los sindicatos allí presentes que la convocatoria se mantenía inalterable, como se había anunciado el 6 de noviembre, y que a mediados de enero se aprobaría definitivamente.

En definitiva, señala UPN, no se consensuaba nada sino que se imponía, faltando al compromiso adquirido en sede parlamentaria, se hacía oídos sordos a la voluntad mayoritaria del Parlamento manifestada reiteradamente y se dejaba como estaba.
Ante tal persistencia la Junta de Portavoces del Parlamento ha vuelto a aprobar el 11 de enero de 2016 una nueva declaración institucional en la que se pide al Gobierno de Navarra que reconsidere la OPE