Descargas

UPN pedirá explicaciones por el trato “supuestamente favorable” a la concejala Maider Beloki (Bildu)

El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona va solicitar la comparecencia en Comisión de Presidencia del concejal delegado de Seguridad y Convivencia, Aritz Romeo (Bildu) para que explique por qué, tras el atropello a dos personas de más de ochenta años, no se sometió a una prueba de alcoholemia a la concejala de Cultura, Maider Beloki, también de Bildu. Los regionalistas quieren que el concejal encargado de la gestión de la Policía Municipal, que realizó el atestado, “aclare el trato supuestamente favorable a su compañera de grupo municipal”.

Los regionalistas esperan que el concejal confirme si existe un protocolo de actuación que deben seguir los agentes de Policía Municipal y que, según algunos medios de comunicación, obliga a efectuar una etilometría en todos los accidentes o atropellos con heridos. “En caso afirmativo, tendrán que explicar por qué esa orden general fue incumplida en este caso concreto al tratarse de una concejala de Bildu”, han explicado. El atropello, sucedido el día 31 de diciembre en torno a las ocho de la tarde, ocasionó una doble fractura de pelvis a una mujer de 82 años.
UPN ha recordado que en otros casos, “donde ni siquiera hay heridos y sólo se producen daños materiales sí se comprueban los niveles de alcohol”, por lo que esperan que Romeo “sea convincente en la justificación del supuesto agravio comparativo”.

En caso de que sea cierto que existe ese protocolo de actuación y que fue incumplido, los regionalistas han subrayado que “Bildu deberá aclarar qué medidas disciplinarias va a tomar contra los agentes, así como asumir responsabilidades políticas por lo que de ser cierto supone un injustificable trato de favor hacia un concejal del equipo de gobierno”.

Para los regionalistas, los concejales de Asirón han comenzado una estrategia “cuando menos chocante y reprochable” al dar juntos una rueda de prensa Maider Beloki, implicada en el atropello, según sus propias declaraciones, y el director del área de Seguridad, “que es quien debería haber garantizado que se actuara en este caso como con cualquier ciudadano y que en su intervención ha disculpado que no se sometiera a la concejala de Bildu a la prueba de alcoholemia”.
“Es inaudito que un concejal se acompañe de un cargo que debería ser técnico para dar explicaciones de lo sucedido y echar un capote al político”, han afirmado.
Los regionalistas, que requerirán también el expediente completo en torno a estos hechos, “confían” que no se confirme lo publicado por un medio de comunicación y que la agente encargada del atestado no sea una de las dirigentes del sindicato APM “sobre el que Bildu apoyó su campaña contra la Policía Municipal durante la pasada legislatura y que organizó escraches semanales a las puertas del domicilio familiar de Enrique Maya”.

“Las coincidencias entonces serían realmente sospechosas”, han afirmado.

Aritz Romeo ya tuvo que comparecer el pasado mes de diciembre ante la Comisión de Presidencia a requerimiento de UPN después de no aportar los videos con supuestos insultos y amenazas a Asirón durante una concentración y que aseguró poseer para motivar la presentación por parte de Bildu de un acuerdo de condena. El concejal de Seguridad y Convivencia de Bildu reconoció en la comparecencia que nunca tuvo en su poder ninguna de las imágenes que aseguró poseer, al contrario de lo que había sostenido unas semanas antes en la Junta de Portavoces del Ayuntamiento.