Descargas

UPN lamenta que “se usen los presupuestos de Pamplona para pagar las obsesiones de Bildu”

(UPN/17.11.15) El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha criticado hoy los presupuestos presentados por Asirón para el año 2016 “porque no tienen en cuenta las necesidades reales de Pamplona, sino que se van a usar para pagar y convertir en realidad las obsesiones de Bildu”. Además, han adelantado que realizarán un “trabajo minucioso para mejorar mediante enmiendas el proyecto de Asirón y sus socios”.

UPN ha lamentado el aumento de plantilla previsto en los presupuestos y ha criticado que “se utilice la buena herencia económica dejada por el equipo de Enrique Maya para engordar la administración con más funcionarios, especialmente en el área de Euskera”.

Los regionalistas han afirmado que están “analizando línea por línea” el presupuesto presentado hoy, pero han adelantado que no comparten “las prioridades marcadas por Bildu de más euskera, huertos urbanos y gazteches”.

En este sentido, los regionalistas han avanzado que “no harán una enmienda a la totalidad a los presupuestos sin antes trabajar para intentar mejorarlos partida a partida”.

Sin embargo, “se han mostrado pesimistas por el uso habitual del rodillo del cuatripartito que no entiende de razones sino de deudas y favores entre partidos”.

“Lo terrible es que hoy se están tomando irresponsables decisiones de aumento de plantilla que no podrán ser corregidas hasta dentro de décadas”, han criticado.

El grupo de UPN en el Ayuntamiento considera que “Pamplona necesita, en primer lugar, atender las prioridades sociales provocadas por la crisis, invertir en
medidas que generen desarrollo para Pamplona y no perderse en otros asuntos”, han afirmado.

UPN ha lamentado, además, que “Bildu tenga decidida perfectamente su hoja de ruta sin atender ni escuchar las necesidades reales de Pamplona y practicar una participación de salón en la que escuchan sólo a los suyos”.

“Parece mentira que después de haber pasado los peores años de la crisis manteniendo los servicios y el empuje de Pamplona, el frenazo venga cuando el resto de España comienza a ver la luz al final del túnel”, han concluido.