Descargas

UPN denuncia que “Bildu no va a hacer nada para evitar la subida de impuestos en el pago de la extra”

(UPN/16.11.15) El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha denunciado hoy que “Bildu no tiene previsto tomar ninguna medida para evitar que el pago del 50% de la extra de 2012 se vea afectado por la gran subida de impuestos anunciada por Barkos para 2016”. Los regionalistas solicitaron la semana pasada que se estudiara la posibilidad de adelantar el pago a 2015 para evitar que los trabajadores tengan que pagar más impuestos por un dinero que se les adeuda desde 2012.

Según UPN, que ha vuelto a insistir en esta medida en la Comisión de Presidencia celebrada esta mañana, “Bildu ha reconocido que no prevé ninguna medida para evitar el impuestazo a los trabajadores municipales”.

Los regionalistas han lamentado que “la devolución de la extra se vea reducida por los nuevos impuestos que se aplicarán a cantidades que se adeudan desde 2012”.

Por otra parte, los concejales de UPN han preguntado por la previsión de Bildu de “engordar la administración municipal a través de la funcionarización de contratos planeada por Bildu”, según noticias aparecidas en medios de comunicación.

“Bildu nunca ha ocultado su rechazo a la iniciativa privada y por tanto estamos preocupados por la posibilidad de que estos globos sonda se conviertan en realidad”, han afirmado.

Así, han criticado que “estas medidas se planteen contra servicios que funcionan sin ningún problema y con gran satisfacción por parte de los usuarios, como los Civivox o el 010”.

“Una administración debe prestar los servicios de forma eficaz y eficiente y en esa misión no caben obsesiones funcionarizadoras que engordan la plantilla municipal cuando hay otras fórmulas para dar el mismo servicio con la misma calidad como se demuestra día a día”, han explicado.

Para los regionalistas “es objetivo que los funcionarios realizan una gran labor y que son absolutamente necesarios en muchos ámbitos de la administración”. “Sin embargo, nadie puede defender que, por sistema, una persona haga mejor su trabajo por ser funcionario, por lo que los análisis deben ser servicio por servicio y con criterios técnicos”, han afirmado.

Asimismo, según ha subrayado el grupo municipal, “plantearse echar a la calle a trabajadores que realizan su trabajo correctamente, sólo porque su nómina la paga una empresa y no el Ayuntamiento, es una muestra de sectarismo perjudicial para la ciudad y su Ayuntamiento”.

Por eso, UPN ha criticado que “Bildu quiera convertir en realidad planteamientos de otro siglo con la cartera y el dinero de los pamploneses”.