Descargas

UPN pregunta al Gobierno si va acudir a la Basílica de Javier el Día de Navarra

(UPN/10.11.15) El parlamentario de UPN Alberto Catalán ha registrado en el Parlamento de Navarra, para su respuesta oral en Pleno, una pregunta dirigida al Gobierno para conocer si el Día de Navarra asistirán este año los miembros del Ejecutivo navarro a la tradicional celebración en la Basílica del Castillo de Javier “o van a romper una tradición que ha perdurado durante siglos”. Igualmente, ha preguntado que, en caso de no acudir, “cuáles son los motivos de esa decisión”.

El parlamentario regionalista ha señalado que “en todo el periodo democrático, independientemente de la formación política que ha gobernado Navarra, esta tradición de honrar al santo se ha mantenido año tras año”.

Por otro lado, ha indicado que conviene recordar también que la Ley Foral 18/1985, aprobada por el Parlamento o Cortes de Navarra, declaró como Día de Navarra el día 3 de diciembre, festividad de San Francisco Javier.

“Desde que la Diputación del Reyno adoptase el acuerdo de considerar patrono de Navarra a San Francisco Javier, se ha convertido en signo de identidad para los navarros y para Navarra”, ha manifestado Catalán.

Catalán ha manifestado que la celebración del Día de Navarra “no se entendería sin su vinculación directa al patrón de la Comunidad Foral, el navarro más universal de todos los tiempos, San Francisco Javier”.

Patrono desde 1622

En 1622, la Diputación del Reyno de Navarra adoptó como Patrono a San Francisco Javier poco después de su canonización por el Papa Gregorio XV, el 12 de marzo de 1622. En 1624, las Cortes de Navarra dispusieron que la Diputación acudiera todos los años a celebrar una Misa Solemne a la iglesia de la Compañía de Jesús en Pamplona.

En 1657 el Papa Alejandro VII declaró como patronos de Navarra a San Fermín y a San Francisco Javier. A partir de 1767, como consecuencia de la expulsión de los jesuitas, la celebración tenía lugar en la Parroquia de San Saturnino de Pamplona.

Constituida en 1836, la Diputación Foral de Navarra continuó con esa celebración. En 1946 la misa de celebración se trasladó a la Catedral de Pamplona, y en 1979 a la Basílica del Castillo de Javier.