Descargas

UPN critica que Asirón se reuniera con los responsables del boicot del Riau Riau

(UPN/27.10.15) El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha criticado hoy que Asirón se reuniera el día 23 de octubre con los responsables del boicot del Riau Riau tal y como ha desvelado Mikel Auza, uno de los condenados por estos hechos. Los regionalistas han considerado “lamentable” que Asirón “mantenga un encuentro con quienes, al aceptar su condena, han reconocido su papel en este hecho”, y han exigido que “explique su reunión”.

“Es triste ver cómo todo un alcalde de Pamplona se reúne con quienes han cometido un delito de atentado y desórdenes públicos en lugar de mantener una posición de firmeza frente a quienes boicotearon un acto tan querido por los pamploneses como ha quedado demostrado en el juicio”, han afirmado.
“En lugar de condenar o al menos rechazar tajantemente los hechos de aquel 6 de julio de 2012, Asirón se reúne con los agresores que lo reventaron: es el mundo al revés”, han criticado.

“Queda claro, una vez más, que Asirón es sólo el alcalde de los de Bildu, no de todos los pamploneses”, han subrayado.

Según los regionalistas, “se demuestra nuevamente el apoyo de Bildu y la llamada izquierda abertzale a quienes durante años han intentado reventar las tradiciones de nuestra ciudad”. De hecho, los regionalistas han recordado que el propio Auza así lo reconoce al afirmar que ‘hoy en día en Pamplona y en Navarra se están viviendo algunos cambios con los cuales todos nos podemos sentir a gusto’.

En este sentido, el grupo municipal de UPN afirma no tener “ningún problema” en reconocer que trabajan “por una ciudad en la que quienes boicotean una tradición de forma violenta no se sientan a gusto y cómodos y en la que no sean recibidos por el alcalde, sino perseguidos por la ley”.

Amparado por el Gobierno de Navarra

Por otra parte, UPN celebra que se haya demostrado, como afirma el fiscal, que existiera ‘el propósito boicotear el acto festivo, de obstaculizar e impedir a los miembros de la corporación municipal salir del edificio del Ayuntamiento y dirigirse a la iglesia de San Lorenzo en condiciones de libertad y seguridad, y, especialmente, con el afán de impedir que la ciudadanía de Pamplona pudiese participar pacíficamente en el desarrollo del Riau-Riau, golpearon repetidamente a los agentes de la Policía Municipal de Pamplona’.

Por eso, los regionalistas han querido felicitar a la Policía Municipal y a la Policía Nacional que, en coordinación, identificaron a los acusados.
Además, han lamentado que sólo UPN, PSN y PP condenaran estos actos violentos, “mientras los grupos nacionalistas, de nuevo, no tuvieron el valor de hacerlo”.

Según los regionalistas, “una vez demostrado judicialmente que se trató de un boicot organizado, estos grupos deberían avergonzarse de su voto negativo y, aunque sea tarde, sumarse a la condena”.

Asimismo, han criticado que “una de las primeras decisiones del nuevo Gobierno de Navarra haya sido, precisamente, retirar la acusación contra el propio Mikel Auza”, profesor y funcionario de dicha administración. Además, se han preguntado “qué tipo de educación o ética puede enseñar una persona capaz de hechos como este, algo que, según parece, no importa a Barkos, ni a su consejero de Educación”.