Descargas

UPN denuncia que “Bildu se salta el Pleno para entrar en los Civivox”

(UPN/8.9.15) El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha denunciado este martes que “el cuatripartito municipal liderado por Bildu ha creado en Junta de Gobierno unas normas de uso para la red Civivox que dan cabida a actos políticos, hasta ahora excluidos de los centros culturales de Pamplona, y que contravienen acuerdos previos tomados en Pleno”.

“Bildu alcanza su aspiración histórica de entrar en los civivox, lugares que hasta ahora eran oasis de convivencia y cultura al margen del enfrentamiento y la utilización política”, han afirmado los regionalistas.

La norma recoge incluso que “en periodo de campaña electoral, la reserva de los espacios para los partidos políticos tendrán prioridad sobre cualquier otra reserva”, una cuestión que en UPN consideran “un ataque directo a la filosofía y a los usos de los centros, pero sobre todo a los miles de ciudadanos que los disfrutan cada día y que ahora quedarán como usuarios de segunda por detrás de los políticos”.

Según el grupo municipal regionalista, el expediente que marca la nueva normativa fue aprobado en Junta de Gobierno Local de 2 de septiembre, sin informes, ni documentos al margen de la propuesta de Bildu. Los regionalistas solicitaron dichos informes en la Comisión de Ciudadanos celebrada ayer y confirmaron que “no existe ningún informe que sustente la propuesta de Bildu” y que “la medida se ha tomado directamente al margen de los técnicos del área de Educación y Cultura”.

UPN considera, por tanto, probado que “la medida carece de fundamento técnico alguno” y ha subrayado que “se ha tomado con la única voluntad de que la política entre en los Civivox, un objetivo de las distintas marcas de Batasuna desde hace décadas”.

Los regionalistas de Pamplona han defendido que “los centros culturales deben ser lugares de encuentro, donde al contrario de lo acordado por Bildu y el resto de socios del cuatripartito, deben primar las actividades culturales y sociales y donde la política debe quedar al margen”. Además, han considerado que “este modo de gestión ha contado con el apoyo de los ciudadanos” y ha recordado el “éxito” de las actividades programadas por la red civivox que ha cuenta con más de medio millón de usuarios cada año.
“Está claro que al cuatripartito le molesta que los ciudadanos disfruten y promuevan una cultura libre y ciudadana, sin el dictado de Bildu”, han defendido.

Los dos acuerdos de Pleno ignorados

El primer acuerdo tomado por el Pleno del Consistorio pamplonés sobre este asunto data del 18 de enero de 2008 y, en su primer punto, recoge “no permitir el uso de los distintos civivox de Pamplona como lugar en donde se puedan desarrollar acciones políticas y partidistas”.

En su segundo punto, el acuerdo recoge que “se buscará alternativas y soluciones a las necesidades de los distintos grupos municipales para poder desarrollar su labor política…”.
Dichos locales incorporados posteriormente se recogen en el artículo 2.1 de la “Norma reguladora de precios públicos por utilización de instalaciones deportivas y de locales e instalaciones escolares municipales” que cada año se aprueba en Pleno junto al resto de tasas y precios públicos.

“Es la enésima confirmación del nulo respeto de Asirón y Bildu a las normas y una demostración más de los modos autoritarios que definen al alcalde de Bildu, que maneja el Ayuntamiento de espaldas al resto de concejales y sin respeto alguno a reglamentos, normas o mandatos de Pleno si se interponen en sus objetivos políticos”, han concluido los regionalistas.