Descargas

Los afiliados de UPN elegirán un presidente que aborde el futuro inmediato del partido

UPN convocará a su asamblea general de afiliados para elegir un nuevo presidente que aborde el futuro inmediato del partido, como la celebración de un congreso que impulse su renovación, las elecciones generales y la labor de oposición que debe llevar a cabo para recuperar la confianza de la sociedad.

Así lo ha anunciado Yolanda Barcina tras presentar su dimisión al frente de UPN, una decisión que ha trasladado al Comité Ejecutivo en una reunión celebrada esta tarde y que ha tomado “por responsabilidad con UPN y con Navarra”.
>
El Comité Ejecutivo de UPN ha agradecido a Barcina “su dedicación al partido, el esfuerzo humano y personal a lo largo de toda su trayectoria política y el servicio a la sociedad que ha realizado a través de los diferentes cargos de responsabilidad que ha desempeñado”.

Barcina ha manifestado que “UPN tiene un papel que cumplir y debe tener claro cómo hacerlo en esta crucial coyuntura histórica”.
“Mi convicción personal es que UPN tiene ante sí el desafío de una auténtica revitalización, un nuevo y gran impulso. Sin duda hay que proceder a realizar cambios en el partido, pero esos cambios internos han de ser acordes a la propia sociedad en cambio, que previamente hay que entender y valorar en profundidad”, ha señalado.

A este respecto ha reiterado su apuesta por celebrar un congreso “lo antes posible, pero haciendo las cosas bien”.

Por este motivo, ha considerado, “tras haber reflexionado mucho al respecto pensando en UPN y en Navarra”, que “el relevo en la cabeza del partido debe hacerse ya y que, en el nuevo tiempo que ya se ha abierto, no debo pilotar ni condicionar con mi presencia en la presidencia del partido este proceso y esta tarea urgente”.

“UPN – ha enfatizado, después de recordar que vuelve a la Universidad con ilusión y sale por la misma puerta que entró hace 19 años- necesita un líder no a tiempo parcial sino con dedicación política completa de manera inmediata para organizar el próximo congreso, preparar las elecciones generales y hacer la oposición que tenemos encomendada”.

Barcina ha explicado que la nueva situación está contemplada por los estatutos del partido: “El vicepresidente está facultado para convocar una Asamblea general donde todos los afiliados puedan elegir democráticamente –un afiliado, un voto– al nuevo líder, sin trabas de ningún tipo para que quien quiera presentarse, pueda hacerlo. Primarias más auténticas no se han visto en ningún partido. Hagámoslo y trasladémoslo así a la sociedad navarra”.

“El nuevo presidente o presidenta del partido tendrá plena libertad para, de acuerdo con los órganos del partido, determinar el momento más conveniente para la celebración de un Congreso extraordinario que, como sabéis, debe contar con el voto favorable de 2/3 de los miembros del Consejo Político”, ha destacado.

Para Barcina, “ese Congreso no puede estar centrado primordialmente en las personas sino en las ideas”.

En relación con el próximo congreso, Barcina ha manifestado que “tiene que ser el Congreso de la renovación y no perder las señas de identidad de UPN, nuestros principios y valores, porque de ello va a depender en gran manera el futuro de nuestra tierra”.
Según la ya ex presidenta, “debemos trabajar rápido, pero, sobre todo, debemos trabajar bien: con cabeza y buena voluntad, sabiendo bien adonde queremos ir, remando todos en la misma dirección, haciéndolo con decisión, y secundando con generosidad y lealtad a quien resulte elegido. Todos ganaremos si aunamos esfuerzos”.

Barcina ha querido dejar claro que no va a interferir en la elección de su sustituto o sustituta a la presidencia del Partido “al igual que hice en relación al cabeza de lista a la pasadas elecciones forales”.

“En adelante trabajaré por el partido de manera leal y silenciosa, es lo que toca a partir de ahora, y sabré hacerlo. Voy a esforzarme en ser una buena ex presidenta”, ha concluido.