Descargas

Frenar el inglés el frenar el futuro

A estas alturas no sorprenderá a nadie que UPN manifieste su apuesta por seguir impulsando para Navarra un sistema educativo propio y de calidad. Con dos redes, pública y concertada, pero un mismo objetivo: una educación de excelencia y en igualdad de oportunidades para todos los navarros.
Tampoco sorprenderá a nadie que UPN pretenda desarrollar un sistema educativo donde todos los alumnos puedan estudiar, tengan las capacidades que tengan, sin discriminación alguna por razones económicas.

La libertad y la igualdad de oportunidades son dos conceptos que siempre hemos defendido en cualquier ámbito y, por supuesto, en el desarrollo de nuestro sistema educativo.
Libertad de los padres a elegir el centro educativo que quieran e igualdad de oportunidades a la hora de formarse para todos los alumnos gracias a la red pública y a la concertada, ambas de máxima calidad y con magníficos profesionales.

Un modelo exitoso y avalado por los informes internacionales PISA, que sitúan a Navarra a la cabeza de España en resultados académicos. No se habrá hecho, por tanto, mal trabajo en estos años. Sin embargo, el nuevo Gobierno liderado por la Sra. Barkos y el Sr. Araiz quiere romper este modelo educativo que ha contado además, y no debemos olvidar, con el consenso de las principales formaciones políticas de nuestra Comunidad. Hasta ahora.
Hace ya muchos años el sistema educativo en Navarra comenzó a trabajar en la enseñanza del inglés a nuestros alumnos. Conscientes de la necesidad de aprender inglés para poder trabajar en un mundo cada vez más globalizado, centros públicos y concertados hicieron una apuesta decidida que se ha ido reforzando y mejorando de forma continua a lo largo de los años.

En esta última legislatura, el Gobierno de UPN, buscando el acceso de todos los navarros a una formación en inglés, ha realizado un nuevo esfuerzo, extendiendo el aprendizaje en este idioma a través del denominado PAI hasta llegar a 107 centros por toda Navarra.
Ahora, con una burda excusa, la Sra. Barkos pretende frenar todo el trabajo realizado y, con ello, privar del aprendizaje del inglés, y, por tanto, de la posibilidad de un mejor futuro laboral, a un buen número de alumnos.

Define la excusa como «moratoria» sine die en la extensión del PAI y habla de evaluar el sistema, cuando conoce de sobra que desde hace mucho tiempo se somete a evaluación continuada. En todo caso, si quiere realizar un análisis del PAI que lo haga, seguro que se puede mejorar, pero sin frenar su desarrollo.
Con la moratoria se está cuestionando, además, el trabajo y el esfuerzo para formarse de cientos de profesores que están realizando una labor encomiable de reciclaje.

Querer trasladar la idea de que el PAI no es un modelo lo suficientemente sólido cae por su propio peso. Los resultados lo avalan. Quizás la Sra. Barkos lo desconozca, pero debiera saber que los alumnos navarros están a la cabeza en conocimientos de inglés en España. Puede consultar al Instituto Nacional de Evaluación Educativa aunque, quizás, por aquello de lo de “Nacional”, que no “nacionalista”, no le otorgue la credibilidad suficiente.

En definitiva, plantear un parón para revisarlo es un nuevo insulto a la inteligencia de los navarros. Lo que debe de hacer la Presidenta del Gobierno de Navarra es impulsar el modelo PAI, impulsar que todos los navarros tengan las mismas oportunidades de aprenderlo y ayudar (con becas) a poder viajar a esos países para perfeccionarlo.
Eso es pensar en Navarra y en el futuro de miles de navarros, eso es lo que muchas familias esperan de una Presidenta del Gobierno que se preocupa por la formación y el futuro de sus hijos.

UPN está a favor de que todas las familias navarras, independientemente de sus ingresos, puedan ofrecer a sus hijos el mejor futuro y la mejor formación, y el inglés es un elemento imprescindible para ello.

No apoyaremos que sólo puedan acceder al aprendizaje del inglés las familias que tengan recursos económicos para hacerlo, mientras se quedan en el camino aquellas que no pueden hacer frente a ese gasto.

Por el contrario, el Gobierno contará con la mano tendida de UPN para seguir impulsando el aprendizaje del inglés.
Lo que uno quiere para los que tiene más cerca, Sra. Barkos, es lo que debe ofrecer al conjunto de los ciudadanos. De otro modo, queda retratado en la incoherencia.
Frenar el inglés es dañar el futuro de miles de navarros.

Javier Esparza Abaurrea
Parlamentario de UPN