Descargas

UPN afirma que el nuevo Gobierno de Navarra va a ser «el del rencor y la venganza»

(Agencias/16.7.15) El portavoz parlamentario de UPN, Carlos García Adanero, ha afirmado que el nuevo Gobierno de Navarra presidido por Uxue Barkos «va a ser el Gobierno del rencor y de la venganza» porque va a ir «en contra del 50 por ciento de los ciudadanos» y «se crea en contra del viejo Reino de Navarra».

García Adanero ha señalado, a la salida de la Mesa y Junta del Parlamento en la que se ha decidido el calendario de investidura de Barkos, que «a la vista está la imposición de la bandera de la comunidad vecina» durante el chupinazo de los Sanfermines y ha afirmado que el nuevo Gobierno quiere «eliminar la tradición y la historia de este viejo reino».

Además, ha considerado que el Ejecutivo que respaldarán Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, e I-E «va en contra de un modelo educativo bilingüe en inglés, que se ha visto que era muy positivo». «Se va en contra de la enseñanza en inglés, pretendiendo que haya ciudadanos de primera y de segunda, ciudadanos que puedan estudiar esa lengua y ciudadanos que no puedan», ha sostenido.

En la misma línea, ha afirmado que el futuro Gobierno «va en contra de la convivencia en esta comunidad, en contra de la libertad de las personas en Navarra» y ha considerado que «lo único que les une es el revanchismo y la venganza de intentar que todos los ciudadanos que depositaron su confianza en UPN se sientan como ciudadanos de segunda».

García Adanero ha dicho que «es evidente el peso específico de las dos formaciones nacionalistas en el Gobierno y los otros son convidados de piedra que solo aportan los votos». «Habría que preguntar cuántos puestos de trabajo se van a crear, cuántos nuevos empleos de calidad se van a crear, y de eso se habla poco», ha indicado.

El portavoz de UPN ha dicho que es o le «preocupa porque la fórmula que quieren emplear es la subida de impuestos, que Navarra sea menos competitiva y estemos en peor condición que cualquiera de las comunidades limítrofes». «Van a colocar a Navarra en una isla y no es lo mejor para empresas, ciudadanos y competitividad», ha lamentado.

Ha concluido señalando que «van a ser años complicados para Navarra, cuando estaba empezando a crecer de forma importante».