Descargas

UPN rechaza los escraches contra el alcalde Enrique Maya y otros cargos por parte de un sindicato de Policía Municipal

(UPN/12.2.15) El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha rechazado hoy los escraches de un sindicato de Policía Municipal que siguen repitiéndose contra el alcalde Enrique Maya y otros altos cargos del Ayuntamiento de la capital junto a sus domicilios particulares. UPN considera estos actos “inasumibles e inadmisibles, al atentar y presionar directamente contra la vida privada con intereses exclusivamente políticos” del primer edil.

Los regionalistas opinan que “estos ataques no se sustentan sobre ninguna reivindicación o necesidad real del cuerpo, sino que responden a una estrategia política de desgaste contra el alcalde y contra su partido”.

El Grupo que sustenta el Gobierno municipal considera demostrado que “detrás de esta injustificada campaña de acoso y derribo hay una intencionalidad política y no sindical” y afirman que “la relación demostrada y pública de uno de los cabecillas de las protestas con Podemos evidencia el interés político y partidista de estas acciones”.

UPN ha subrayado “el daño que este sindicato está haciendo a la Policía Municipal de Pamplona con este tipo de despreciables actividades que sólo buscan atacar a Enrique Maya y a Unión del Pueblo Navarro”.

Los regionalistas consideran “inadmisibles los reiterados ataques contra la esfera privada del primer edil y de otros altos cargos municipales, así como la utilización de actos oficiales y de las tradiciones pamplonesas más queridas como escenarios para protestas que nada tienen que ver con demandas profesionales”.

Además, han valorado como “especialmente lamentable que quienes han de garantizar la seguridad y el orden en la ciudad, se dediquen a perturbarlo”.

También han lamentado “el silencio de la mayoría de grupos municipales frente a este tipo de actividades, esperando más bien a recoger las nueces después del insoportable clima de crispación y enfrentamiento que ha generado este sindicato”.

Por último, UPN ha afirmado que “ni Enrique Maya ni el Gobierno Municipal van a ceder este tipo de presiones que poco o nada tienen que ver con la libertad de expresión y mucho con la intimidación y la amenaza”.

“El compromiso de Unión del Pueblo Navarro es que Pamplona siga siendo la ciudad más segura de España y cuente con una policía municipal que dé el mejor servicio a todos los ciudadanos, tal y como desean la inmensa mayoría de miembros del cuerpo, que realizan una extraordinaria labor”, han afirmado.

Los regionalistas han asegurado que “no van a permitir que los intereses políticos y personales de individuos muy concretos perjudiquen a la Policía Municipal ni al servicio y seguridad que disfrutan los pamploneses”.