Descargas

UPN de Berriozar denuncia que el Ayuntamiento ha realizado una encuesta a jóvenes cuyos datos los va a recoger y a analizar Gazte Asanblada

(UPN/9.2.15) El Grupo Municipal de UPN en Berriozar ha denunciado hoy que el Ayuntamiento ha realizado una encuesta a los jóvenes de la localidad, bajo el nombre del Ayuntamiento, “y los datos que los jóvenes aporten, sus opiniones, los va a recoger y a analizar el colectivo Gazte Asanblada, sin avisar previamente a los jóvenes encuestados”.

La encuesta, en la que se pregunta sobre el centro juvenil, se ha realizado a más de 1.800 jóvenes en nombre del Ayuntamiento. “Y, a posteriori, nos enteramos, por Twitter, de que las opiniones resultantes de la encuesta los va a manejar la Gazte Asanblada, el mismo colectivo que parodió a ETA en los pasados carnavales”, han indicado.

UPN ha denunciado “la utilización de fondos públicos para que sean usados por asociaciones vinculadas a los partidos que gobiernan Berriozar” y ha manifestado que esta iniciativa “evidencia, una vez más, el oscurantismo de las acciones del equipo de gobierno”. Los regionalistas han tenido conocimiento de ello tras la publicación de un mensaje en Twitter por parte de la asociación abertzale.

Asimismo, ha cuestionado “la legitimación que tiene esta asociación para conocer de primera mano, incluso antes que los propios grupos municipales, los datos aportados por los jóvenes” y ha denunciado que “las acciones en materia de juventud de Berriozar se tornan alrededor de lo que dicta este colectivo abertzale”.

Incumplimiento de la Ley

Los regionalistas van a solicitar la modificación del pliego de contratación de asistencia técnica para la dinamización del Centro Juvenil, al entender que “se incumple la Ley Foral 6/2006 de Contratos Público”. Y es que, “al carecer actualmente el ayuntamiento de técnico de Juventud, no se cumple con la obligación exigida por la ley de contar con dos puestos técnicos especializados en la materia objeto del contrato”.

UPN de Berriozar lamenta “la obsesión del equipo de gobierno con el euskera, exigiendo en el pliego que no solo el responsable o coordinador del contrato sepa euskera, sino también todos los trabajadores del mismo”.

Finalmente, los regionalistas han apostado por que “todos los jóvenes de nuestra localidad tengan voz” y han recordado al equipo de gobierno “que deben gobernar por y para todos ellos, no solo para aquellos y para aquello que interesa al entorno abertzale”.