Descargas

El Gobierno de Navarra destinará 4,2 millones para favorecer la competitividad de las empresas

El Gobierno de Navarra destinará en 2015 un total de 4.200.000 euros para ayudas a la I+D+i, fundamentalmente en pymes, y al fomento de las energías renovables, mediante cuatro convocatorias. El objetivo es aumentar la competitividad en las empresas y el uso de recursos energéticos autóctonos.

Hay que recordar que Navarra está a la cabeza de España en innovación. Invierte un 1,91% de su PIB en I+D+i, frente a la media nacional, del 1,30%, según datos del Instituto de Estadística.

El Ejecutivo foral entiende que la innovación es fundamental para el desarrollo de las empresas y que, si el entramado industrial ha sido más competitivo, se ha debido a la apuesta tan relevante que se ha hecho en I+D+i.

En este caso, las dos convocatorias de I+D+i están especialmente dirigidas a dinamizar la innovación en las empresas de menor tamaño, más necesitadas de apoyo. A finales del pasado año 2014 se realizó una convocatoria para poner en marcha proyectos, dotada con 7,8 millones de euros. Las dos convocatorias de este año 2015 se concretan en bonos tecnológicos y ayudas para la presentación de proyectos en convocatorias nacionales e internacionales.

Los bonos, con una dotación de 600.000 euros, están destinados a subvencionar a las pymes que subcontraten parte de su I+D a centros tecnológicos, universidades u otros organismos de investigación que estén ubicados en Navarra. De esta manera, se benefician no solo las empresas sino toda la red tecnológica foral.

Unos bonos con los que se cubre el 60 por ciento del coste de los proyectos subcontratados, con una ayuda máxima de 20.000 euros, lo que supone un incremento del 33 por ciento con respecto a la convocatoria de 2014, en la que la cuantía máxima de los bonos era de 15.000 euros.

La otra convocatoria de este tipo, referida a ayudas a la presentación de proyectos en convocatorias nacionales e internacionales, está dirigida directamente a solventar el problema de financiación, y su objetivo es facilitar que las pymes presenten sus proyectos a las convocatorias de ayudas del programa Horizonte Europeo 20/20 y a las del resto de organismos nacionales e internacionales. En ocasiones, acceder a estos recursos resulta complicado, ya que son procesos complejos.

Promoción de las renovables

Las otras dos convocatorias están destinadas a la promoción de energías renovables, a las que se destinan un total de 3 millones de euros. Por un lado, se van a dedicar 2 millones de euros a fomentar la creación de microrredes e instalaciones de autoconsumo, que favorezcan la integración de las energías renovables y que, al estar ubicadas en los propios puntos de consumo, minimicen el impacto ambiental de la generación de electricidad y las pérdidas correspondientes al transporte y distribución de energía. De esos 2 millones, 1,3 millones se destinarán al impulso de microrredes, y los otros 700.000 euros a las inversiones en instalaciones solares fotovoltaicas y eólicas sin vertido a la red de distribución.

Además, se dedicará un millón de euros a ayudas a entidades locales que realicen inversiones en instalaciones térmicas que utilicen la biomasa como combustible.