Descargas

Salanueva (UPN) pide al Gobierno que “escuche y dialogue” con las familias que invirtieron en fotovoltaica para “atajar su dramática situación”

(UPN/24.6.14) La senadora de UPN, Amelia Salanueva, ha pedido hoy al Ejecutivo central que “escuche y dialogue con las familias que invirtieron en fotovoltaica animadas por el Gobierno de turno de España –unas 8.000 de ellas navarras- para atajar su dramática situación”.

Asimismo, ha reclamado al Gobiernoque establezca los mecanismos y medidas que estime convenientes “para compensar el sacrificio singular que el cambio retributivo implica para los inversores fotovoltaicos españoles”. Es decir, compensar el cambio de condiciones desde 2007 por la pérdida de expectativas e imposibilidad del pago de créditos por la caída de la rentabilidad de sus inversiones.

La situación las familias, ha indicado Salanueva, “es dramática, porque muchas de ellas no pueden hacer frente a los pagos a los bancos para financiar su inversión por la caída de la rentabilidad de la misma. Por si las medidas aprobadas por el gobierno no fueran suficientes, la gravedad alcanza tintes dramáticos, ya que ni siquiera se les abona lo que les corresponde con la nueva regulación”.

En esta línea, la senadora de UPN ha pedido al Gobierno central que “busque soluciones, busque salidas y acuerdos, algo que venimos pidiendo desde hace casi tres años”.

Manifestación en Madrid

Amelia Salanueva ha recordado que el pasado sábado hubo una manifestación en Madrid contra la reforma energética a la que acudieron miles de personas, entre ellas unos 700 navarros. “Estas personas protestaban contra las medidas del Gobierno por el cambio en la legislación -recorte primas renovables- que, de manera retroactiva, ha cambiado el modelo retributivo del régimen especial (renovables, cogeneración y residuos)”.

“Reclamaron seguridad jurídica, entre otras cosas, porque entienden que se ha vulnerado tras las medidas gubernamentales. Pedían justicia para las 62.000 familias españolas que invirtieron sus ahorros e hipotecaron sus propios hogares para desarrollar y generar energía limpia en unas inversiones que les ofrecieron como rentables, seguras y éticas, y que se han convertido en su ruina y su pesadilla”, ha sostenido.

“UPN se suma a las peticiones de justicia y de seguridad jurídica que han podido verse vulneradas por la reforma del Gobierno aplicada de manera retroactiva”, ha concluido Salanueva.