Descargas

Navarra es la comunidad en la que menos ha crecido el índice de pobreza

(UPN/20.6.14) Navarra es la comunidad donde menos ha crecido el índice de pobreza sobre el conjunto de España en el período de crisis económica –de 2007 a 2012-. Así lo revela un informe elaborado por la Fundación Bancaja y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas. Si miramos a Europa, la Comunidad foral se encuentra en el puesto número 14 de las 188 regiones europeas en mejor posición respecto a este indicador.

El índice de pobreza humana en España ha aumentado un 1,7% en el período de crisis económica –de 2007 a 2012, los últimos datos disponibles– debido al aumento del porcentaje de personas pobres, que se ha incrementado un 16,2 por ciento, y de la tasa de paro de larga duración, que ha crecido un 565 por ciento. Además, en este tiempo se han ampliado las diferencias entre comunidad autónomas, que han llegado a duplicarse.

Así lo revela un informe elaborado por la Fundación Bancaja y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y publicados en el Cuaderno de Capital Humano ‘Pobreza en un periodo de crisis económica’. El equipo investigador ha estado formado por los investigadores del Ivie, Carmen Herrero y Antonio Villar –catedráticos de la Universidad de Alicante y la Universidad Pablo de Olavide respectivamente– y el técnico de investigación del Ivie Ángel Soler.

El análisis tiene en cuenta factores relacionados con las privaciones en salud y educación, además de renta y exclusión social y su combinación concluye que el índice de pobreza ha subido en España pese a que la probabilidad de no superar los 60 años de vida y la tasa de abandono escolar temprano han disminuido un 15% y 20% en cada caso. No obstante, los parados de larga duración se han incrementado de un modo muy importante.

Uno de los efectos que la crisis ha tenido en el país ha sido el de separar la situación de las CC AA hasta dibujar un mapa geográfico en el que el arco mediterráneo ha presentado el peor comportamiento, mientras que los territorios del norte «han sufrido menos».

En concreto, la mayor variación de la pobreza humana se ha dado enExtremadura (donde ha subido un 15,5%), Andalucía (11%) y Canarias(12,4). Estas tres comunidades autónomas son también las que presentan peores resultados respecto a la media nacional. En el extremo opuesto se encuentran Navarra, País Vasco y Cantabria, que tienen los menores valores de pobreza respecto al conjunto de España y que, además, los han reducido.

El consejero de Políticas Sociales del Gobierno de Navarra, Íñigo Alli, ha señalado esta semana que el 13,3 por ciento de la población navarra está en riesgo de pobreza, lo que sitúa a la Comunidad foral en el puesto número 14 de las 188 regiones europeas en mejor posición respecto a este indicador, según el informe europeo Arope.

Íñigo Alli ha manifestado que Navarra cuenta con 85.000 personas en esta situación de riesgo y «solo es superada por regiones de Suecia, Finlandia, Noruega o Suiza». «Teniendo 85.000 personas en Navarra en riesgo de probreza, competimos con países en tasas de pleno empleo y con mucha más generación de riqueza que Navarra, luego eso dice mucho del sistema de protección social de la Comunidad foral», ha destacado.

No obstante, Íñigo Alli ha indicado que no hay que caer en la autocomplacencia, ni mucho menos, porque tenemos 85.000 personas en riesgo de pobreza, y la vocación del Gobierno tiene que ser ayudar a esas personas.

Alli ha advertido de que en el año 2006 un total 2.400 familias navarras percibían la renta básica y el Gobierno invertía 5 millones de euros, mientras que en mayo eran 11.4000 familias las que recibían la renta de inclusión social y el Gobierno prevé invertir este año 50 millones de euros.

Así, ha indicado que «sería de necios negar una absoluta realidad». «En Navarra claro que hay muchas familias que lo están pasando mal, que les cuesta llegar a final de mes, y lo que está intentando hacer el Gobierno de Navarra es que no quede ni una sola familia sin tener los ingresos mínimos para subsistir», ha destacado.

«Lo que intenta el departamento es atender y apoyar a las personas con discapacidad, a las personas inmigrantes, a las personas con trastorno mental grave, a las mujeres víctimas violencia de género, a las personas mayores, a los dependientes y a los menores en desprotección», ha concluido