Descargas

UPN lleva al Congreso la primera y la única iniciativa que reclama ayuda para las niñas secuestradas en Nigeria

(UPN/28.5.14) El diputado de UPN, Carlos Salvador, defiende hoy una Proposición no de ley en la Comisión de Asuntos Exteriores a través de la cual insta al Gobierno de España a “contribuir a la eliminación de los obstáculos que impiden que la comunidad internacional intervenga con eficacia en la detención de los responsables” del secuestro de más de 200 niñas y adolescentes en Nigeria. La de UPN es la única iniciativa presentada en el Congreso de los Diputados para pedir ayuda para las niñas nigerianas secuestradas.

UPN, a través de su Proposición no de ley, insta al Gobierno de España a “condenar rotundamente todos los actos de violencia cometidos por la Organización criminal Boko Haram y en especial por los terribles secuestros de mujeres y niñas en Nigeria”.

A mediados de abril, 220 adolescentes nigerianas, la mayoría cristianas, fueron capturadas en una escuela de secundaria por el grupo militante islamista Boko Haram al norte de Nigeria. Este grupo amenazó con esclavizarlas y venderlas, y desde entonces permanecen en paradero desconocido.

El diputado de UPN ha pedido al Ejecutivo central que contribuya a “la eliminación de los obstáculos que impiden que la comunidad internacional intervenga con eficacia en la detención de los responsables del secuestro de las niñas nigerianas”.

Asimismo, ha solicitado que, en el seno de Naciones Unidas, se impulse “la creación de un grupo de trabajo que contribuya eficazmente a erradicar la lacra de la violencia que generan los movimientos fanáticos” y se ponga en marcha “un instrumento internacional de ayuda y colaboración con las instituciones de Nigeria para enfrentar conjuntamente este fenómeno”.

La iniciativa de UPN insta también al Gobierno y a las propias Cortes Generales a que se unan a las declaraciones de condena “y presten su apoyo a los movimientos e iniciativas sociales en defensa de la libertad, en defensa de los derechos de las mujeres, en contra de la esclavitud y frente al avance del radicalismo islámico”.

Finalmente, el diputado regionalista pide que la Comisión de Asuntos Exteriores manifieste su “plena solidaridad con todas las víctimas de los ataques del movimiento extremista Boko Haram” y que condene “la instrumentalización del sentimiento religioso, y el uso perverso y agresor del fanatismo islámico con el que se justifica el ataque a comunidades cristianas tanto en Nigeria como en cualquier otro país del mundo”.