Descargas

Admitido a trámite el recurso de UPN contra el acuerdo de la oposición sobre las escuelas infantiles ‘Hello’

(UPN/26.5.14) El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo ha admitido a trámite el recurso presentado por el Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona contra el acuerdo de los partidos nacionalistas y el PSN para retomar la gestión directa de las escuelas infantiles Hello. Como han recordado los regionalistas, “este acuerdo se tomó sin motivación alguna y en contra de todos los informes técnicos municipales, que desaconsejaban un acuerdo que además va a ser muy perjudicial para las arcas municipales y por tanto para los bolsillos de los pamploneses”.

UPN ha explicado que “los informes dejaban claro que sin producirse mejora pedagógica ninguna, la nueva fórmula de gestión supondrá al Ayuntamiento más de 230.000 euros al año”.

Además, han subrayado que “la irresponsable decisión de nacionalistas y socialistas supone la garantía de despido a medio plazo de las más de 40 personas que actualmente atienden a los niños y sus familias en estos centros, al crearse esas plazas para funcionarios y tener que cubrirse por oposición”.

Según UPN, “la decisión, motivada por obsesiones políticas, es por tanto no solo injusta con las cuentas municipales, sino sobre todo con estas personas que realizan una extraordinaria labor pedagógica y que sin embargo no solo no han recibido el reconocimiento de algunos grupos municipales, sino que a cambio, ven peligrar sus puestos de trabajo”.

Por otra parte, los regionalistas han subrayado que la decisión que tomaron los grupos de la oposición, a excepción de PP, “se toma en el peor momento posible, cuando la ‘Ley de racionalización y sostenibilidad del régimen local’ determina inicialmente el ciclo 0-3 como una competencia autonómica y no de los ayuntamientos”. “Pese a esta normativa, nacionalistas y socialistas decidieron crear más de 40 plazas de funcionarios al margen de las competencias locales”, ha afirmado UPN.

Los regionalistas, han defendido que “las administraciones no pueden tomar sus decisiones de forma arbitraria, sino que deben estar apoyadas en razones objetivas y garantizando su eficiencia; es decir, teniendo en cuenta los beneficios para los usuarios y para los ciudadanos que sostienen las arcas públicas”.

En este caso, según UPN, “los grupos han tomado una decisión cuando todos los informes técnicos afirman que es la solución menos eficiente, no supone una mejora para los usuarios y además, garantiza el despido de más de 40 personas”.