Descargas

UPN trabaja para facilitar el acceso al alquiler de viviendas a personas con dificultades económicas

(UPN/11.3.14) El Departamento de Fomento del Gobierno de Navarra va a aprobar, próximamente, medidas para facilitar el acceso al alquiler de personas con dificultades económicas. Se trata de cambios en la normativa que pretenden mejorar el acceso a la vivienda a personas que están atravesando dificultades económicas en nuestra Comunidad.

Se trata de cambios que se concretan en estos dos aspectos. El primero, suprimir el requisito de exigir unos ingresos mínimos (3.000 euros) en las renovaciones y prórrogas de los contratos de arrendamiento.

El segundo contempla la posibilidad de acreditar la capacidad económica mediante la aportación de los ingresos que se perciban en el momento de renovarse o prorrogarse el contrato de arrendamiento, desapareciendo así la exigencia de facilitar la última declaración de renta, en los casos de empeoramiento sobrevenido de la situación personal, laboral o económica del inquilino.

Así lo manifestaron este jueves el director de Ordenación del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Navarra, José Antonio Marcén, acompañado de personal técnico del Departamento de Fomento, en la reunión que mantuvieron con representantes de las Plataformas de Afectados por la Hipoteca (PAH).

El objetivo del encuentro fue realizar el seguimiento de las propuestas de la PAH ya trasladadas en anteriores reuniones y, al mismo tiempo, informarles de las medidas y modificaciones que está llevando a cabo el Gobierno de Navarra en materia de vivienda para ayudar a las personas que están en situaciones difíciles.

El Departamento de Fomento sigue firmando convenios con entidades sociales y locales para que puedan gestionar viviendas propiedad de Nasuvinsa con el fin de facilitarlas a personas con especiales dificultades.

Se ha hecho ya con entidades como Ayuntamiento de Berriozar, Fundación Adsis Santa Lucía, Fundación Gizakia Herritar/París 365, Cruz Roja, Asociación Síndrome de Down de Navarra y próximamente está previsto hacerlo con otras como Cáritas. Concretamente, se han cedido un total de 12 viviendas: 6 en precario en Pamplona y Burlada y otras 6 cedidas en alquiler en Pamplona, Tudela y Berriozar.