Descargas

Yolanda Barcina afirma ante el Consejo Político de UPN que «no se van a adelantar las elecciones»

(Agencias/28.3.14) La presidenta del Gobierno de Navarra y de UPN, Yolanda Barcina, ha destacado que la formación regionalista «seguirá en el Gobierno foral hasta el año 2015» y ha asegurado que no se van a adelantar las elecciones.

Así lo ha señalado Barcina en su discurso ante el Consejo Político de UPN en el que, según ha dado a conocer la jefa del Ejecutivo foral, se ha decidido «por unanimidad» que no haya adelanto electoral en la Comunidad foral.

«Quizás para mí no sea la opción más cómoda ni la más fácil entre las propias alternativas personales que tengo, pero es que pienso igual que vosotros, que es el momento de seguir dando lo mejor de nosotros mismos por UPN y por Navarra», ha remarcado, para destacar que «no va a ser» su partido quien «detenga el comienzo de la recuperación».

Además, ha asegurado que su partido «no tiene ningún miedo a las elecciones», para incidir en la idea de que disolver el Parlamento en la actualidad «sólo provocaría más inestabilidad en la Comunidad foral».

En su discurso, la presidenta ha reconocido que las últimas semanas han sido «duras y difíciles» para UPN porque «hemos sido objeto de una campaña de acoso y de derribo sin precedentes con esa comisión de investigación trampa que ha tenido lugar en el Parlamento foral».

En este sentido, ha criticado que a los grupos de la oposición «no se les pone nada por delante con tal de echar a UPN de las instituciones» y ha criticado que por «su afán de destruir no escatimaron esfuerzos en manchar el nombre de personas inocentes y en poner en cuestión el buen nombre de los mayores empleadores de Navarra».

En opinión de la jefa del Ejecutivo foral, «todas las personas que iniciaron esta campaña deberían avergonzarse en este momento» y ha considerado que son los grupos de la oposición «quienes tienen que explicar a la ciudadanía todo lo relacionado con el bochornoso pacto del almacén que podría inducirnos a la risa si no fuera un tema tan serio».

«Este pacto del almacén es muy destructivo para la imagen del Parlamento. Quienes enarbolan la transparencia están en deuda con la ciudadanía porque todavía no han explicado por qué tuvieron que reunirse en un lugar tan oscuro como un almacén de un bar para pactar las conclusiones de la comisión de investigación», ha manifestado Barcina.

A su juicio, «quedan muchas explicaciones que dar» y ha considerado que «también se deben pedir excusas a las personas e instituciones directamente dañadas». «Quedan por pedir excusas públicas porque no valen esos mensajes a través de los teléfono o comentarios amigables por los pasillos, es necesario escuchar excusas públicas», ha sostenido.

«LA VERDAD HA PREVALECIDO SOBRE CUALQUIER ACUSACIÓN»

En cualquier caso, la jefa del Ejecutivo foral ha defendido que, tras la comisión de investigación, «la verdad ha prevalecido sobre cualquier acusación y sobre todas esas mentiras que irresponsablemente se vertieron». «Los navarros han podido comprobar que la honradez es una de las máximas de UPN y que no ha habido ninguna ilegalidad», ha sentenciado.

Según ha destacado Barcina, UPN «ha salido fortalecida» de la crisis institucional y ha advertido de que «con artimañas nunca se podrá echar a UPN porque pondremos siempre de manifiesto la verdad». «Podemos decir alto y muy claro, con la cabeza bien alta, que UPN ha estado a la altura de las circunstancias», ha apuntado.

En esta línea, ha incidido en que los grupos de la oposición «no han conseguido todo lo que se han estado proponiendo porque han chocado con un partido que está en forma, que ha sabido estar unido ante esta crisis artificial que nos han organizado». «Agradezco la confianza que nos habéis expresado y la firmeza que habéis demostrado en unos momentos tan complicados», ha trasladado a los presentes.

Por otro lado, la jefa del Ejecutivo foral ha vuelto a mostrar su disposición a «compartir paraguas, proyectos y acuerdos con aquellas fuerzas políticas que respetan la historia de Navarra y las leyes democráticas».

Tras señalar que en UPN no están «nada desorientados», Barcina ha opinado que «son otros los que parecen dudar de la trayectoria que han llevado en las últimas décadas y los que despistan a sus seguidores», en referencia al PSN.

REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA Y POLÍTICA

En otro orden de cosas, la presidenta del Gobierno de Navarra y de UPN ha avanzado que la formación regionalista «está plenamente decidida» a adoptar medidas de regeneración democrática y política, medidas que «están pidiendo los ciudadanos».

«UPN va a ser pionera, vamos a buscar que nuestros representantes sincronicen más con los ciudadanos en la forma de ser elegidos mediante un modelo electoral parecido a los países con más años de democracia en Europa», ha indicado.

En este sentido, ha señalado que en el partido se abrirá un proceso de debate participativo en el que «todos los militantes podamos expresarnos», un debate que, según ha dicho terminará con una convención monográfica de UPN para que el ciudadano «nos sienta más cerca».

Según ha indicado Barcina, UPN hará propuestas que requerirán modificaciones legislativas para las que buscará «acuerdos en sede parlamentaria». En este sentido, ha planteado que, entre otras iniciativas, se podría reflexionar sobre «redimensionar el Parlamento o sobre los distritos electorales, para que los ciudadanos se encuentren más cerca de los parlamentarios».

Asimismo, ha planteado distintas reflexiones a realizar en relación al propio partido como «exigir que para ser candidato a la Cámara legislativa se haya pasado antes por la experiencia municipal o limitar la permanencia continuada de cargos institucionales».

«Hay multitud de preguntas que nos podemos hacer. Si en UPN cogemos este toro por los cuernos al final será un ejemplo en regeneración política y democrática», ha concluido la presidenta del Gobierno foral.